En medio de los tironeos por el Consejo de la Magistratura y la fuerte disputa con la Corte Suprema, Cristina de Kirchner activó una nueva jugada y el oficialismo impulsará, desde el miércoles próximo, el debate para modificar la integración del máximo tribunal de Justicia. La encargada de comandar la discusión será la comisión de Asuntos Constitucionales, cuyo titular es el legislador del Frente de Todos Guillermo Snopek (Jujuy), cuñado del gobernador radical Gerardo Morales y quien pidió, en 2020, intervenir el poder judicial de dicha provincia.

La ley en vigencia, aprobada en 2006, establece que la Corte esté conformada por cinco jueces. En la actualidad, el tribunal está integrado por cuatro magistrados: su presidente, Horacio Rosatti; Carlos Rosenkrantz; Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, ya que la ahora exmagistrada Elena Highton de Nolasco renunció a su cargo en octubre de 2021, y su reemplazante hasta ahora no fue designado. De hecho, el Ejecutivo durmió la postulación y nunca la envió al Congreso.

El último proyecto relacionado con la modificación de la integración de la Corte fue presentado en 2020 por el puntano Adolfo Rodríguez Saá. Si bien perdió estado parlamentario, desde el oficialismo deslizaron que volverá a impulsarlo para sumarlo al debate.

La iniciativa amplía el número de integrantes a nueve, por lo que se retomaría la composición original del máximo tribunal de Justicia. Según el articulado, la Corte deberá reflejar “las diversidades de género, especialidad y procedencia regional en el marco del ideal de representación de un país federal”.

El único proyecto vigente hasta anoche era el de Clara Vega, que apunta a respetar “la paridad de género entre hombres y mujeres, diferentes especialidades de sus miembros y distinta procedencia geográfica en el marco de un país federal”. No obstante, podría sumarse otro texto de otro legislador en los próximos días, que apuntaría a aumentar los miembros a 13.

La finalidad del Frente de Todos senatorial, en su habitual accionar de choque, es continuar la disputa con la Corte Suprema y Rosatti, quien ya tomó control del Consejo de la Magistratura. Esta semana no fue fácil para el jefe del cristinismo, José Mayans, soldado fiel de Gildo Insfrán.

En los últimos días, las idas y vueltas del kirchnerismo para moverse con respecto al Consejo de la Magistratura provocaron el enojo de varios integrantes del interbloque, ahora dividido en dos bancadas. También en gobernadores, que aterrizaron en el Congreso con varios reclamos a Mayans, quien no logró dar las respuestas esperadas.

Otro problema se sumó para el Frente de Todos en la Cámara alta. Tras las modificaciones que sufrió el dictamen del proyecto para pagarle la deuda al Fondo Monetario Internacional con fondos “fugados” al exterior, el oficialismo comenzó a dar de baja la iniciativa sobre el secreto fiscal. Las advertencias de organismos financieros y del mercado sobre la delicadeza del tema, más los deslices sobre el FMI, hicieron que se levantara el pie del acelerador con respecto a este tema.

Consejo

El bloque del Pro en el Senado se presentó ayer en la Justicia y también envió una nota a la Corte Suprema para que el lugar del cristinista Martín Doñate en el Consejo de la Magistratura sea bloqueado y, en su lugar, asuma Luis Juez.

Del otro lado, en Diputados, el jefe kirchnerista Germán Martínez solicitó la nulidad de la designación de la radical Roxana Reyes, que efectivizó anteayer el colega del legislador santafecino y presidente de la Cámara baja, Sergio Massa.

“Es ilógico que el bloque con mayor representación parlamentaria -Frente de Todos- tenga un solo diputado en el Consejo de la Magistratura. Y que Juntos por el Cambio tenga dos representantes”, expresó Martínez.

Desde el radicalismo le contestó el presidente de la bancada en la Cámara baja, Mario Negri. “En 2018, los dos consejeros designados por la mayoría fueron -el hoy ministro del Interior, Eduardo- De Pedro y -la lavagnista Graciela- Camaño, candidatos de la unidad de todo el peronismo. La minoría fue para el Pro ( Pablo Tonelli). Deberías reclamarle a Camaño que se sume a tu bancada, no robarle un cargo a la oposición como hizo Cristina”, dijo el cordobés.

Dólares

En medio del debate por la dolarización de la economía, diputados opositores presentaron en conjunto un proyecto de ley en la Cámara baja para evitar la pesificación de las deudas en dólares, a través de la modificación de dos artículos del Código Civil, aprobado en 2015.

El proyecto fue presentado por los legisladores de Juntos por el Cambio, Luciano Laspina, Martín Tetaz, Ricardo López Murphy y Waldo Wolff y el diputado de Avanza Libertad, José Luis Espert.

A través de redes sociales, Laspina (Santa Fe) señaló que el objetivo de la iniciativa en cuestión es “recuperar la seguridad jurídica de los contratos en moneda extranjera”.

Cristina de Kirchner

Fuente: ambito.com