Las comidas japonesas como el sushi y las bajas en sodio, no solo son las más consumidas y preferidas por los nacidos en dicho país, sino que ha convertido en un plato popular en muchas partes de Asia y todo el mundo.

Ante la masividad de su consumo, un científico de la Escuela de Tecnología de la Universidad de Meji, en Japón, ideó un dispositivo que promete mejorar el sabor de las comidas.

Se trata de palitos inteligentes que emplean componentes electrónicos para provocar estímulos en el comensal. En concreto, ayudan a que las comidas sin sal resulten más agradables para el paladar.

¿Cómo funcionan los palitos inteligentes?

El ingenio desarrollado por Homei Miyashita, profesor de la mencionada universidad nipona, en colaboración con el fabricante de bebidas Kirin Holdings, se compone de dos palitos vinculados a una pequeña computadora que se coloca a modo de pulsera.

Según explicó Miiyashita, la “magia” del dispositivo reside en el empleo de una corriente eléctrica de baja intensidad que transmite los iones de sodio de los alimentos desde los palitos hasta la boca. “Ayudan a sentir un gusto similar al de la sal”, explicó en investigador. “Como resultado, el sabor salado mejora 1.5 veces”, detalló.

El científico japonés ya exploró en el pasado la intersección entre las soluciones tecnológicas y la percepción del sabor. Uno de sus inventos más recordados es un televisor que se puede lamer para sentir los sabores de la comida y, esa forma, remediar una de las grandes falencias sensoriales de las pantallas.

Siguiendo a New York Post, este invento puede ser especialmente relevante en Japón, donde los alimentos son habitualmente salados. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, los adultos japoneses consumen en promedio 10 gramos de sal por día, el doble de la cantidad recomendada.

Fuente: ambito.com