China continúa apostando al ámbito espacial. En esta oportunidad, los científicos están trazando un plan para encontrar la Tierra 2.0. Para ello, realizarán la primera misión al espacio exterior para buscar exoplanetas similares a la Tierra que orbiten en una zona habitable de una estrella como el Sol.

Según Nature, los científicos publicarán este mes planes detallados para la primera misión del país que tendrá como objetivo estudiar planetas fuera del Sistema Solar en otras partes de la Vía Láctea. Y así ubicar el primer planeta similar a la Tierra orbitando en la zona habitable de una estrella como el Sol. Los astrónomos creen que tal planeta tendría las condiciones adecuadas para que exista agua líquida y posiblemente vida.

La misión china será financiado por la Academia de Ciencias de China. Actualmente está finalizando su fase inicial de diseño. Si pasan la revisión de un panel de expertos en junio, el equipo de la misión recibirá fondos para comenzar a construir el satélite. El equipo planea lanzar la nave espacial en un cohete Gran Marcha antes de finales de 2026.

Por ahora, hay más de 5.000 exoplanetas descubiertos, en su gran mayoría, debido al telescopio Kepler de la NASA. Algunos eran cuerpos rocosos similares a la Tierra y orbitaban pequeñas estrellas, aunque ninguno se ajusta a la definición de una Tierra 2.0.

El diseño chino apunta a transportar siete telescopios que observarán el cielo durante cuatro años. Seis de ellos trabajarán juntos para estudiar las constelaciones Cygnus-Lyra, la misma porción de cielo que recorrió el telescopio Kepler. “El campo de Kepler es una fruta madura, porque tenemos muy buenos datos de allí”, dijo Jian Ge, astrónomo que lidera la misión en el Observatorio Astronómico de Shanghái de la Academia de Ciencias.

Mientras que el séptimo instrumento será un telescopio de microlente gravitacional que servirá para inspeccionar planetas rebeldes (objetos celestes que deambulan libremente y no orbitan ninguna estrella) y exoplanetas que están lejos de su estrella similar a Neptuno. Apuntará al centro de la Vía Láctea, donde se encuentra un gran número de estrellas. Si se lanza con éxito, sería el primer telescopio de microlente gravitacional que opera desde el espacio.

Ge espera encontrar una docena de planetas de la Tierra 2.0. Y planea publicar los datos dentro de uno o dos años de su recopilación: “Habrá una gran cantidad de datos, por lo que necesitamos todas las manos que podamos obtener”. El equipo ya cuenta con unos 300 científicos e ingenieros, en su mayoría de China, pero Ge espera que se unan más astrónomos de todo el mundo. “Earth 2.0 es una oportunidad para una mejor colaboración internacional”, concluyó.

La Luna y el Planeta Tierra. 

Fuente: ambito.com