Luis Branchi, secretario general de la Agremiación del Docente Formoseño (ADF), y muy cercano al gobierno de Insfrán (siempre está en la foto de los anuncios oficiales), esta vez se mostró distinto a lo que planteó el ministro de Cultura y Educación de la provincia, Luis Basterra, quien sostuvo que Formosa adherirá a la medida de sumar una hora más de clases, y que con los gremios “está todo conversado”.

Según Branchi, en estas horas se está definiendo en Tierra del Fuego, en el Consejo Federal de Educación, la decisión de avanzar con la medida de aprobar la implementación de una hora más de clases, así Argentina pasará de las 4 horas de clases a tener 5. El sindicalista dijo que por el momento “de 24 jurisdicciones, hay 8 que dijeron que sí, no estamos en contra de la medida, de hecho somos partidarios de que se tiene que avanzar hacia las escuelas de jornada extendida, pero estas medidas así no se pueden tomar de la noche a la mañana, sin consultar con los docentes, con los gremios”, reconoció.

Otro punto que señaló Branchi es que, este tipo de medidas generaría inestabilidad laboral en los docentes, “porque, por ejemplo, si hay alguien que tiene doble cargo, y se le suman estas horas, se le sumará un cargo más, entonces tendrá que dejar uno, tendrá que dejar de cobrar un sueldo”.

El sindicalista dijo que en Formosa hay al menos unos 300 docentes que afrontarían esa situación particular si se avanza con la implementación de sumar una hora más de clases.

Ahora, dijo, resta esperar qué se determina en la reunión del Consejo Federal de Educación, y en base a ello, se avanzará en algún tipo de respuesta o propuesta.

Luis Branchi, Secretario General de ADF.

Fuente: elcomercial.com