Boris Johnson dijo este domingo que “los despreciables ataques de Rusia contra civiles inocentes en Irpin y Bucha, a las afueras de Kiev, son una prueba más de que (el presidente ruso, Vladimir) Putin, y su Ejército están cometiendo crímenes de guerra en Ucrania”.

El primer ministro británico señaló que ninguna desinformación por parte del Kremlin puede ocultar la verdad, que el presidente ruso “está desesperado, su invasión está fracasando y la determinación de Ucrania nunca ha sido más fuerte”, según una declaración divulgada por su despacho oficial de Downing Street.

“Haré todo lo que esté a mi alcance para matar de hambre a la máquina de guerra de Putin. Estamos intensificando nuestras sanciones y apoyo militar, además de reforzar nuestro paquete de apoyo humanitario para ayudar a los necesitados sobre el terreno”, añadió el jefe del Gobierno británico.

“Los despreciables ataques de Rusia contra civiles inocentes en Irpin y Bucha son una prueba más de que Putin y su ejército están cometiendo crímenes de guerra en Ucrania”, dice el tuit publicado por Boris Johnson

El primer ministro subrayó que su país ha estado a la vanguardia del apoyo a la investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre las atrocidades cometidas en Ucrania.

En la ciudad de Bucha han sido encontrados al menos 20 cuerpos en las calles mientras que las autoridades ucranianas han cifrado en más de 200 los civiles muertos en la ciudad de Irpin, según los medios.

“Haré todo lo que esté a mi alcance para matar de hambre a la máquina de guerra de Putin. Estamos intensificando nuestras sanciones y apoyo militar, además de reforzar nuestro paquete de apoyo humanitario para ayudar a los necesitados sobre el terreno”, agregó el mandatario británico

Por su parte, Johnson felicitó al presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, por el retroceso de las fuerzas rusas en varias áreas de Ucrania.

En una conversación telefónica el sábado, el primer ministro británico reconoció el inmenso sufrimiento de los civiles y “los enormes desafíos” que aún hay en Ucrania.

Las fuerzas ucranianas encontraron decenas de ejecutados al ingresar a Bucha.

El jefe del Gobierno británico también actualizó a Zelensky sobre una reciente conferencia de donantes convocada por el Reino Unido con la participación de 35 países, mientras que se comprometió a seguir dando apoyo defensivo.

En la conversación, el presidente ucraniano le informó a Johnson sobre las negociaciones de paz y expresó su satisfacción por la implicación del Reino Unido en estos esfuerzos diplomáticos.

Ambos líderes coincidieron en la importancia de aumentar las sanciones para mantener la presión económica sobre Putin, mientras las tropas rusas permanezcan en territorio ucraniano.

Zelensky calificó de “genocidio” contra el pueblo ucraniano lo que están haciendo las Fuerzas Armadas rusas en el país, tras el hallazgo de varios cientos de cadáveres en las zonas del norte que hasta ahora ocupaba Rusia.

“Esto es genocidio”, dijo el mandatario en directo en una entrevista con el canal norteamericano CBS. “Es la eliminación de una nación entera y de su gente. Somos ciudadanos de Ucrania y tenemos más de 100 nacionalidades viviendo aquí. Esto es la destrucción y exterminio de todas estas nacionalidades”.

El presidente ucraniano explicó que los rusos están “destruyendo y exterminando” Ucrania porque su gente no quiere “dejarse subyugar ante la política” de Moscú.

La retirada de las tropas rusas del norte de la capital ucraniana, Kiev, ha revelado las presuntas ejecuciones sumarias de varios cientos de civiles en el suburbio de Bucha y otras zonas.

Occidente acusa a Vladimir Putin de cometer crímenes de guerra en Ucrania

También este domingo, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, indicó que los civiles sin vida hallados en las calles de Bucha “tenían las manos atadas a la espalda,” tal y como puede verse en las fotografías difundidas por medios internacionales.

La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) afirmó tener indicios de que el Ejército ruso está cometiendo posibles crímenes de guerra en las áreas bajo su control, entre ellos ejecuciones sumarias de civiles.

La fiscalía general de Ucrania cifró este domingo en 410 el número de cadáveres de civiles recuperados hasta ahora en los suburbios del norte de Kiev tras la retirada de las tropas rusas.

“410 cuerpos de civiles asesinados han sido sacados hasta ahora del territorio de la región de Kiev”, anunció la fiscal general Iryna Venediktova en una publicación de Facebook, según informó la agencia Ukrinform.

Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania

“Los fiscales y otros especialistas han examinado por el momento 140 de ellos’’, agregó, y explicó que los investigadores están cooperando con la población local en busca de testigos, víctimas y pruebas gráficas como fotos o vídeos.

“La gente está asustada, cansada y atormentada, han experimentado el horror,” escribió Venediktova y precisó que por ello hará falta “tiempo y un enfoque profesional” para documentar todo de forma correcta y no perder la oportunidad de castigar a los responsables.

Este domingo, el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, había adelantado que, aunque las labores de búsqueda y recogida de cadáveres en Bucha y el resto de suburbios del norte de Kiev que estaban bajo control ruso aún continúan, se han encontrado ya “cientos” de cuerpos.

Kuleba agregó que ha solicitado a la Corte Penal Internacional (CPI) el envío de una misión de investigación para documentar y perseguir las atrocidades cometidas.

Según el Gobierno ucraniano y de acuerdo con las imágenes difundidas por los medios de comunicación, los cuerpos de las víctimas visten ropas civiles y muchos de ellos están maniatados y parecen haber sido ejecutados de un tiro a la cabeza.

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido

Fuente: infobae