El presidente brasileño Jair Bolsonaro encabezó este viernes la caravana de motocicletas “Acelera por Cristo” al final de la cual formuló críticas a un acuerdo entre la Justicia y la aplicación WhatsApp destinado a impedir las noticias falsas durante las elecciones de octubre.

Escoltado por un nutrido número de motociclistas y una escolta policial formada por 1.900 efectivos, apoyada por helicópteros, Bolsonaro arribó a la ciudad de Americana en el interior del estado de San Pablo, reportó la agencia de noticias Ansa.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) anunció el jueves la firma de un acuerdo con WhatApp para que se postergue hasta después de las elecciones el lanzamiento de un recurso llamado “Comunidad” que permitirá crear grupos con miles de participantes.

Ese acuerdo busca impedir que la “Comunidad ” sea usada para disparar noticias falsas como ocurrió en los comicios de 2018, cuando venció Bolsonaro.

El mandatario declaró que es “inaceptable, inadmisible y no va a ser respetado” el acuerdo entre el Tribunal Electoral y WhatsApp.

El líder de extrema derecha y aspirante a la reelección afirmó que no va a admitir “el cercenamiento, la censura”.

“Nadie les va a quitar sus derechos, ese acuerdo no tiene validad, nosotros sabremos como proceder”, advirtió el mandatario.

Esta semana, Bolsonaro volvió a criticar a los dos principales jueces del TSE, que son Edson Fachin y Alexandre de Moraes.

Incluso aseguró que Fachin, actual presidente del TSE, está interesado en que las elecciones sean vencidas por el opositor Luiz Inácio Lula da Silva, quien lidera todas las encuestas de intención de voto.

Bolsonaro declaró que los brasileños quieren “democracia, libertad, respeto y transparencia (..) porque más valioso que nuestra propia vida es la libertad”.

“Nuestra libertad de expresión, nuestra libertad de culto no tienen precio, Brasil es un país libre y yo haré que continúe libre cueste lo que cueste”, dijo tras recorrer en moto los 120 kilómetros que separan a la ciudad de San Pablo con Americana.

La autopista Bandeirantes fue bloqueada durante horas para dar paso al convoy presidencial lo cual ocasionó un embotellamiento de varios kilómetros de automovilistas que realizaban viajes con motivo del feriado de Semana Santa.

Fuente: elcomercial.com