El domingo comenzó con ataques y explosiones en varias refinerías de la ciudad portuaria de Odesa, donde se encuentran las reservas de petróleo más importantes. Así lo confirmó Anton Guerachtchenko, asesor del ministro ucraniano del Interior, en un mensaje publicado Telegram: “Odesa fue atacada por aire. Se observan incendios en ciertas zonas. Algunos de los misiles fueron derribados por la defensa aérea”, expresó.

Las acciones del conflicto Rusia-Ucrania fuertes explosiones que se han escuchado en la ciudad portuaria, de gran relevancia industrial, fueron ocasionadas por misiles rusos. Se observaron durante la madrigada y la mañana local varias columnas de humo negro que dieron cuenta de los ataques en la zona norte.

Odesa es una ciudad histórica, considerada como estratégica por su puerto de gran tamaño que permite acceso al mar Negro y al resto de Ucrania. Las fuerzas rusas destruyeron “la refinería más grande” de Ucrania “en un atentado, el 1 de abril” pasado y ahora sus ataques apuntan a los depósitos de petróleo del país.

Las informaciones surgieron del diario ucraniano The Kyiv Independent. En tanto, el ministro del Exterior de Kiev, Dmytro Kuleba, se refirió en Twitter a una “masacre deliberada” en Bucha donde se hallaron fosas comunes.

Desde el gobierno de Ucrania sostienen que Moscú “sigue teniendo en la mira los depósitos de petróleo en el país, incluidos los de Leópolis y Dnipro días pasados”. De hecho, el ministerio de Defensa ruso reivindicó hoy la destrucción de una “refinería y tres instalaciones de almacenamiento” junto al puerto de Odesa.

Mientras tanto la escalada bélica suma más episodios, ya que el vicepremier polaco, Jaroslav Kaczynski, dijo al periódico alemán Welt am Sonntag que Varsovia está abierta al despliegue “de armas nucleares estadounidenses en su territorio si fuera necesario”.

La Unión Europea también advirtió al Kremlin que está poniendo a punto otro paquete de “sanciones”, como confirmó en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que también habló de una “nueva ayuda para Ucrania”.

Mientras tanto, el balance que realizan los ucranianos, también en términos de víctimas, se torna cada vez más pesado. El Ministro del Exterior, Dmytro Kuleba, se refirió en Twitter a una “masacre deliberada” en Bucha donde, entre “los cuerpos en las fosas comunes” habría sido hallado también el “de un futbolista”.

Al parecer, se trata de “Oleksandr Sukhenko, exjugador del club Seagull Second League”, quien fue “asesinado junto a sus padres”. Mientras tanto, están en curso las evacuaciones en varias ciudades, empezando por Mariupol.

Fuente: ambito.com