Apenas días después de cumplirse el 40 aniversario del inicio del Conflicto del Atlántico Sur, Argentina presentó este martes una nota de protesta ante las autoridades de Brasil por la presencia de un stand con el topónimo no reconocido de “Falkland Islands” para referirse a las Islas Malvinas en una feria de turismo.

La queja fue enviada por la Cancillería a través de la Embajada Argentina en Brasilia. En ella, el Gobierno expresa su “preocupación” por la presencia del stand que promociona el turismo en las Islas en la feria “WTM Latin America”, que se lleva a cabo en la ciudad de San Pablo del 5 al 7 de abril.

A través de la nota -informó un comunicado del cartera que comanda Santiago Cafiero- el Gobierno argentino solicitó “medidas específicas” en relación con la presencia de ese stand en la feria “WTM Latin America”.

Además de repudiar su presencia, transmitió el especial desaliento del Gobierno de la República Argentina frente a la presencia de miembros de ilegítimas “entidades” o “autoridades” isleñas en la exposición, así como a la exhibición de cualquier tipo de contenido de carácter político-jurisdiccional en el stand isleño, ya sea que éste obre en folletos, mapas, carteles o en cualquier otro tipo de soporte.

World Travel Market Latin America es una de las grandes ferias presenciales globales de turismo. Se trata de una marca comercial de Reed Exhibitions Limited, una sociedad de responsabilidad limitada, registrada en Inglaterra y Gales. Su actividad comercial es la de organización de ferias y exposiciones.

No es la primera vez que el Gobierno de Alberto Fernández y el de su par brasileño, Jair Bolsonaro, chocan por la cuestión Malvinas. En febrero pasado, Argentina había expresado su “preocupación” y “sorpresa” al conocerse que aviones de la Fuerza Aérea del Reino Unido realizaron siete vuelos entre Brasil y las Islas.

En aquella ocasión, la queja también había sido presentada por el embajador argentino, Daniel Scioli.

“Estos vuelos constituyen una manifestación adicional a la ilegítima presencia militar del Reino Unido en el Atlántico Sur, la cual ha sido calificada por los estados parte y asociados del Mercosur como contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica para la disputa de soberanía” de las islas, decía la denuncia.

Fuente: ambito.com