César Aguirre, gerente de Crucero del Sur, comentó que los colectivos de su empresa no salieron hoy a brindar el servicio habitual del transporte de pasajeros porque se quedaron sin combustible. “Para poder sacar a los coches a la calle necesitamos tener entre 7 a 9 mil litros de gasoil por día, que es lo que se consume. Hoy en nuestros depósitos no hay nada, estamos en cero”, explicó.

Según el gerente, la situación golpea a todas las empresas y sectores del país porque la escasez del producto se siente en cada rincón del país. Sin embargo, ratificó que “hoy mismo volvemos a la calle, ya llega el combustible. Ni bien lo recibamos vamos a ir poniendo las unidades en la calle”.

Además, celebró el convenio con la Municipalidad que cedió las unidades que presta el servicio diferencial de Punto a Punto para que tomaran los recorridos de las líneas 40 y 90, que son las más demandadas de la empresa.

Pero hay que decir, que esto también representó una dificultad para muchos pasajeros, debido a que las unidades no cuentan con las máquinas lectoras de las tarjetas SUBE, de modo que el pasajero, si bien abona el boleto de un colectivo de línea (60 pesos), lo tiene que hacer en efectivo y de contado. Para muchos, ya habituados a tener su plástico, esta situación también representó un nuevo problema.

Ahora resta solo esperar que el combustible aparezca y las unidades retomarán el servicio, según lo indicado por el gerente Aguirre.

César Aguirre, gerente de Crucero del Sur

Fuente: elcomercial.com