La novela Twitter-Elon Musk vuelve a tener un nuevo capítulo. En las últimas horas, el CEO de Tesla lanzó una oferta para hacerse con el resto de su participación en Twitter por u$s41.390 millones según informó Reuters. Elon le ofrece al resto de los accionistas de la red social u$s54,20 por acción. Esto representa una prima del 38% respecto al precio en que cerraron los títulos el pasado 1 de abril. En este marco, la acción de Twitter caía un 1,3% a u$s45,25.

La intención de Musk es hacerse con el 100% de la compañía y retirarla de cotización. En un documento transmitido a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), Musk precisó que se trata de “su mejor oferta y última oferta” y amenazó con “reexaminar su posición de accionista en la red social”.

Musk midió cada uno de sus movimientos en los últimos días. La decisión de no entrar en el consejo de administración de Twitter el lunes de esta semana dejaba la puerta abierta a una oferta como la que hoy ha puesto sobre la mesa. En concreto, según medios como ‘The New York Times’, el asiento que se había reservado al dueño de Tesla tenía una contrapartida importante: según un acuerdo previamente firmado, no podía comprar más del 14,9% de las acciones mientras formara parte de este organismo hasta 2024 y renunciaba a tomar las riendas de la compañía.

En el día de ayer, Marc Bain Rasella, otro accionista de la compañía lo demandó por retrasar 11 días el anuncio de la compra de Twitter y así ganar alrededor de u$s156 millones. La normativa estadounidense requiere que los inversores notifiquen a la Comisión de Bolsa de Valores (SEC) cuando la compra de participaciones supere el 5%.

Aparentemente, Elon Musk no informó hasta el 4 de abril de su adquisición. Entre el día en que compró la participación y el día en que lo hizo oficial, continuó comprando acciones a un precio de u$s39 cada una, hasta llegar al 9,2%. Para el día en que salió la noticia, el precio de cada participación oscilaba en los u$s50. Según el denunciante, esta acción implicó que accionistas de la compañía vendieran sus participaciones a un precio “desinflado artificialmente”. La demanda alega que Musk hizo “declaraciones y omisiones materialmente falsas y engañosas al no revelar a los inversores que había adquirido una participación del 5% en Twitter como se requiere”, explicó Rasella.

Fuente: ambito.com