El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, alertó hoy ante el Foro de Doha que “la intimidación con armas nucleares (por parte de Rusia) es una amenaza para todo el planeta” e instó a reformar las instituciones internacionales para evitar invasiones como la iniciada hace más de un mes contra su país.

En su mensaje, el mandatario también pidió a Qatar que aumente su producción de gas natural y petróleo para contrarrestar lo que calificó como un “chantaje” por parte del Kremlin, que busca a través de su producción de hidrocarburos contraatacar a las potencias occidentes que le imponen sanciones.

“Estados responsable como Qatar son fiables y firmes en la exportación de sus recursos y pueden contribuir a la estabilidad en Europa. Les pido aumentar la producción de energía”, dijo el gobernante a una audiencia que incluía al emir del país anfitrión, Tamim bin Hamad Al Thani.

Los países europeos prometieron cortar de su dependencia del petróleo y del gas ruso, y ya acudieron a Qatar para buscar proveedores alternativos.

Alemania se comprometió a construir dos enormes terminales para recibir gas licuado de allí, afirmó el país del Golfo tras una visita de emisarios de Berlín.

“La intimidación con las armas nucleares (que hace Rusia) es una amenaza para todo el planeta”, indicó por otro lado Zelenski en un video transmitido en vivo.

“Necesitamos una auténtica reforma de las instituciones internacionales para asegurar que países 28 veces mayores (como es Rusia con respecto a Ucrania) no puedan hacer lo que quieran”, insistió el presidente, vestido con su habitual camiseta verde de campaña.

El mandatario indicó que cuando el país desmanteló su arsenal en la década de 1990 recibió garantías de seguridad de los países más poderosos del mundo, incluyendo Rusia, según la traducción de su discurso reproducida por la agencia de noticias AFP.

“Pero esto no se convirtió en garantías y de hecho uno de los países que se suponía que iba a entregar una de las mayores promesas de seguridad comenzó a obrar en contra de Ucrania y esto constituye la máxima manifestación de la injusticia”, afirmó Zelenski.

Respecto a Mariupol, ciudad del sur ucraniano que se encuentra asediada y bombardeada por las fuerzas rusas, comparó su situación con Aleppo, la localidad siria que fue diezmada en la guerra de ese país, y dijo que las tropas invasoras no permiten a la población salir ni que entren suministros de alimentos.

“Tenemos que proteger el orden internacional no solo por Ucrania sino empezando por Afganistán, Siria, Yemen y Somalia, para toda la gente del mundo. Por la paz”, concluyó el presidente ucraniano.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ya no esconde su frustración con la OTAN.

Fuente: ambito.com