Rusia reconoció este lunes el ataque sobre un centro comercial de Kiev, pero aseguró que estaba vacío y que era utilizado como base para un vehículo lanzamisiles MLRS y para almacenar munición y proyectiles autopropulsados. Ucrania denunció al menos ocho muertos en el ataque y el uso de munición prohibida por parte de las tropas rusas..

Como consecuencia del ataque no solo quedó destruido este centro comercial, sino que también las viviendas de alrededor y los vehículos de un estacionamiento adyacente fueron dañados.

“Unidades nacionalistas ucranianas ocuparon durante días edificios residenciales del barrio Vinohradar de Kiev para disparar contra militares rusos utilizando lanzamisiles”, dijo el vocero del Ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov, citado por la agencia de noticias rusa TASS.

Rusia atacó el centro comercial en la noche del 20 de marzo con armas de precisión de largo alcance tras obtener las coordenadas a través del servicio de Inteligencia.

El lugar fue alcanzado por una fuerte bomba que pulverizó los vehículos estacionados en el lugar y dejó un cráter abierto de varios metros de largo frente al edificio de diez pisos, que quedó carbonizado.

Bomberos y militares buscaban esta mañana otras víctimas entre los escombros.

Previamente, por la noche, los servicios de emergencia indicaron que “tiros enemigos” habían provocado un incendio en varios pisos del centro comercial, en el distrito de Podilski.

Publicaron imágenes de una cámara de vigilancia que mostraba una enorme explosión y una nube en forma de hongo, seguida de una serie de deflagraciones menores.

Los bomberos sacaron de los escombros del edificio a al menos un hombre cubierto de polvo, según las imágenes de video publicadas por los servicios de rescate.

Kiev ha sido blanco de numerosos ataques la semana pasada, incluyendo uno ayer contra un edificio residencial que dejó cinco heridos.

El presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, dijo que 7.295 ucranianos fueron evacuados de las zonas de combate ayer, incluidos casi 4.000 de Mariúpol.

Fuente: ambito.com