Roman Abramovich y los negociadores ucranianos sufrieron síntomas de sospecha de envenenamiento después de una reunión en Kiev a principios de este mes.

Lo reportó el diario estadounidense The Wall Street Journal citando algunas fuentes, según las cuales el presunto ataque pudo haber sido cometido por algunos en Moscú que querían sabotear las conversaciones para poner fin a la guerra.

Los síntomas observados después de la reunión en Kiev a comienzos de este mes incluyeron “ojos rojos, descamación de la piel en la cara y las manos”.

Desde entonces, informó el Wall Street Journal, su salud ha mejorado y no parecen estar en peligro.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, quien se reunió con Abramovich, no tuvo problemas.

Los expertos occidentales que investigan el incidente creen que es difícil determinar si los síntomas fueron causados por un agente químico o biológico, o si se trató de un ataque con radiaciones electromagnéticas. (ANSA).

Fuente: ambito.com