El presidente estadounidense, Joe Biden, cree que Putin es un verdadero criminal de guerra y que el mundo civilizado debería centrarse en detenerle y ayudar a Ucrania.

Así lo afirmó el jefe de la Casa Blanca en una reunión en Rzeszow, Polonia con representantes de organizaciones no gubernamentales internacionales que ayudan a los refugiados ucranianos, informa el corresponsal de Ukrinform.   

“Nuestros esfuerzos deben estar dirigidos a detener la destrucción causada por el hombre al que llamé criminal de guerra. Creo que él (Putin, ed.) se alinea con esta definición”, dijo Biden. 

Dijo que Occidente había acordado sanciones contra Rusia, lo que podría ser una “sorpresa” para Rusia. Ya se han impuesto a Rusia las sanciones “más duras de la historia mundial”.  

El jefe de la Casa Blanca recordó que 10 millones de personas de Ucrania se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a la guerra y otros 3,8 millones, incluido un millón de niños, abandonaron el país.  

“He visto estas catástrofes, niños, bebés, madres. No es necesario entender su idioma, pero basta mirar profundamente en sus ojos, este dolor que hay en sus ojos… No hay nada peor para los padres que el sufrimiento de los hijos”, dijo Biden.  

Al mismo tiempo, según él, a cientos de miles de personas les cortaron la ayuda, como en Mariupol.  

“Es inimaginable, solo lo hemos visto en películas de horror”, dijo Biden.  

El presidente de Estados Unidos enfatizó la necesidad de aumentar los esfuerzos y coordinar la asistencia con el gobierno de Ucrania, ya que Kyiv sabe mejor lo que necesita el país.  

Biden también lamentó no poder visitar Ucrania y ver con sus propios ojos lo que estaba sucediendo allí. Según el presidente estadounidense, “no se le permite hacerlo”.  

Según se informó, Biden inició una visita de dos días a Polonia. Esta en Rzeszow el viernes y en Varsovia el sábado. 

Fuente: ukrinform