El anuncio del martes del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de una redistribución de tropas en Europa incluye el envío de 800 soldados de infantería a la región del Báltico y hasta ocho aviones de combate F-35 a varios lugares en el flanco oriental de la OTAN, dijo un funcionario estadounidense.

Además, Estados Unidos enviará 32 helicópteros de ataque AH-64 Apache a la región del Báltico y a Polonia desde otros lugares de Europa, agregó el funcionario, que habló bajo condición de anonimato.

“Este personal adicional está siendo reposicionado para tranquilizar a nuestros aliados de la OTAN, disuadir cualquier posible agresión contra los estados miembros de la OTAN y entrenar con las fuerzas de la nación anfitriona”, dijo el alto funcionario de defensa, añadiendo que ninguna de las nuevas fuerzas provenía de Estados Unidos.

Biden denunció que la decisión de Vladimir Putin de reconocer la independencia de dos provincias separatistas del este ucraniano es “el inicio de una invasión rusa a Ucrania”.

“Putin reconoció dos regiones de Ucrania como estados independientes. Esto es el comienzo de una invasión rusa”, sentenció y anunció nuevas sanciones junto a sus aliados de las potencias occidentales.

“¿Quién, en el nombre del Señor, cree Putin que le da el derecho de declarar nuevos supuestos países en territorios que pertenecen a sus vecinos?” cuestionó el máximo mandatario y remató: “Esta es una violación flagrante del derecho internacional y exige una respuesta firme de la comunidad internacional”.

Rusia ya había informado que solamente enviará tropas a las provincias de Lugansk y Donetsk si hay “una amenaza” contra los dos territorios.

Putin firmó dos decretos con esa orden al Ministerio de Defensa y que fueron publicados por el Kremlin aunque no incluyen cronogramas de despliegue.

“Hay prevista ayuda militar en el acuerdo (con los separatistas) pero no especulemos. Por ahora no vamos a enviar a nadie a ninguna parte”, explicó el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Andrei Rudenko.

REFUERZOS. Soldados de EE.UU. se unieron esta semana al contingente de la OTAN en Rumania.

Fuente: ambito.com