El canciller alemán, Olaf Scholz, ha dicho que la respuesta a Rusia será “unida y decisiva” si decide lanzar una nueva invasión de Ucrania.

Según Ukrinform, afirmó esto en una entrevista con The Washington Post.

“Estamos cooperando con nuestros aliados en la OTAN y [la Unión Europea], y con los Estados Unidos, sobre la cuestión de cómo reaccionar ante esta amenaza a Ucrania que proviene de Rusia. Nuestra respuesta estricta es que tendrá un costo muy alto”, dijo Scholz.

Cuando se le preguntó sobre las críticas de que Alemania no ha sido un aliado lo suficientemente fuerte, tanto para Ucrania como dentro de la OTAN, enfatizó que Alemania proporcionaba el mayor apoyo económico a Ucrania. “Son aproximadamente 2.000 millones de dólares estadounidenses hasta ahora [en los últimos 7 años]”, dijo Scholz.

Al comentar sobre las críticas de que Alemania entregó un lote de cascos a Ucrania y no armas, Scholz señaló que “fue Ucrania la que presentó la solicitud para enviar cascos, y reaccionamos a eso”. Cuando se le preguntó si el gobierno alemán detendría el proceso para abrir el gasoducto Nord Stream 2 si Rusia lanzara una nueva invasión de Ucrania, el canciller dijo que no quería entrar en detalles, pero “nuestra respuesta será unida y decisiva”.

Scholz señaló que, en una reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin, el 15 de febrero, intentaría transmitir que Rusia tendría un costo muy alto si interviniera en Ucrania con sus tropas militares. Agregó que se reuniría con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, el 14 de febrero para discutir el restablecimiento completo del formato de Minsk.

Scholz llegó a Washington el 6 de febrero en su primera visita como jefe de Gobierno, para mantener conversaciones con el presidente estadounidense Joe Biden.

Fuente: ukrinform