Estados Unidos ha decidido enviar perros robot a la frontera mexicana como “refuerzo mecánico” para los guardias fronterizos que trabajan para frenar la oleada de migrantes latinoamericanos.

La iniciativa fue duramente criticada por organizaciones de derechos humanos que denunciaron un ataque a las “libertades civiles”.

Sobre todo porque la empresa que produce estos perros-robots, Ghost Robotics, es la misma que ha ideado otro tipo de cuadrúpedos mecánicos armados en la espalda con rifles de francotirador, una especie de francotiradores de cuatro patas.

El Departamento de Seguridad Nacional restó importancia y habló de una “simple mano, no, pata” a las patrullas fronterizas.

Los perros robot fueron probados en El Paso, Texas.

“Han sido programados para realizar un servicio de centinela”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional, sugiriendo que los animales artificiales también podrían servir como “un camuflaje” para los guardias fronterizos.

Los agentes federales que operan a lo largo de la frontera mexicana a menudo han sido acusados de mala conducta y maltrato a los migrantes solicitantes de asilo que intentan ingresar a los Estados Unidos.

La administración de Joe Biden ha sido duramente criticada por organizaciones de derechos humanos por el aumento en el número de inmigrantes detenidos.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles ha pedido a Washington que retire el plan de los perros robot porque es “desastroso para las libertades civiles” y ha pedido a la Casa Blanca que “detenga el descenso de Estados Unidos a una realidad antiinmigrante distópica”.

El envío de perros robot a la frontera mexicana despertó una ola de críticas al gobierno de Joe Biden.

Fuente: ambito.com