Corea del Norte continuó con el desarrollo de su programa nuclear militar y de misiles balísticos a pesar de las resoluciones y las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, indicaron expertos de Naciones Unidas en un nuevo informe.

El grupo de expertos dijo en un resumen de un informe anual elevado al Consejo de Seguridad que el mes pasado hubo una “marcada aceleración” de las pruebas de misiles de corto y posiblemente mediano alcance por parte de Corea del Norte.

El país comunista incorporó “tecnologías tanto balísticas como de orientación y utilizó propulsores tanto sólidos como líquidos” en sus ensayos de misiles, agregaron los expertos, informó la agencia de noticias AFP.

“Las nuevas tecnologías probadas incluyeron una posible ojiva guía hipersónica y un vehículo de reingreso maniobrable”, dijo el panel.

Corea del Norte también demostró “mayores capacidades para un despliegue rápido, amplia movilidad (incluso en el mar) y una mayor resistencia de sus fuerzas de misiles”.

Los expertos indicaron que Corea del Norte “continuó buscando material, tecnología y conocimientos para estos programas en el extranjero, incluso a través de medios cibernéticos e investigación científica conjunta”.

Hace un año, el panel aseguró que Corea del Norte, que probó seis bombas atómicas desde 2006, había modernizado sus armas nucleares y misiles balísticos a pesar de las sanciones que le impuso la ONU.

Aquel informe de 2021 aseguró también que el país asiático había utilizado ciberataques para ayudar a financiar sus programas y continuado la búsqueda de material y tecnología en el extranjero para su arsenal, incluso en Irán.

“Los ataques cibernéticos, particularmente a los activos de criptomonedas, siguen siendo una importante fuente de ingresos” para Corea del Norte, dijeron los expertos en el nuevo informe.

En los últimos meses, Corea del Norte probó varios sistemas de armas y amenazó con levantar la moratoria de cuatro años sobre pruebas de armas más serias, como explosiones nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales.

En enero se registró un récord de nueve lanzamientos de misiles por Corea del Norte, y recientemente ensayó un misil hipersónico en desarrollo y un misil lanzado desde un submarino.

El Consejo de Seguridad impuso sanciones a Corea del Norte después de su primera prueba nuclear de 2006 y las endureció en respuesta a las siguientes y al continuo desarrollo de sus programas nucleares y de misiles balísticos, cada vez más sofisticados.

El panel de expertos dijo que, debido al cierre total impuesto por Corea del Norte por el coronavirus, un nivel “históricamente bajo” de productos y personas ingresó al país el último año.

El comercio legal e ilegal, incluido el de artículos de lujo, “ha cesado en gran medida”, pese a que el tráfico ferroviario transfronterizo se reanudó a principios de enero, agregó.

Asimismo, explicó que Corea del Norte sigue siendo capaz de evadir las sanciones e importar petróleo refinado de manera ilícita, acceder a los canales bancarios internacionales y llevar a cabo “actividades cibernéticas maliciosas”.

Las sanciones de la ONU prohíben las exportaciones de carbón de Corea del Norte, y los expertos dijeron en el nuevo informe que, aunque las exportaciones de carbón por mar aumentaron en la segunda mitad de 2021, “aún estaban en niveles relativamente bajos”.

“La cantidad de importaciones ilícitas de petróleo refinado aumentó considerablemente en el mismo período, pero a un nivel mucho más bajo que en años anteriores”, informaron los expertos, quienes agregaron que Corea del Norte también continúa evadiendo las sanciones marítimas “mediante redes financieras”.

Si bien la situación humanitaria en el país sigue empeorando, el panel dijo que la falta casi total de información sobre Corea del Norte dificulta determinar las “consecuencias humanitarias no deseadas de las sanciones de la ONU que afectan a la población civil”.

Corea del Norte está en etapa temprana de desarrollo de un misil hipersónico.

Fuente: ambito.com