Rusia está aumentando gradualmente el número de tropas y armas cerca de las fronteras de Ucrania para presionar militar y económicamente a nuestro país al bloquear la navegación comercial en los mares Negro y de Azov.

Así lo afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en su discurso en un debate entre Ucrania y Francia celebrada en París por el Centro Nueva Europa y el Instituto Francés de Relaciones Internacionales, informa un corresponsal de Ukrinform.  

“De hecho, el número de soldados y sus armas a lo largo de la frontera ruso-ucraniana y en los territorios ocupados está aumentando gradualmente. Esto está sucediendo gradualmente, poco a poco, sin embargo, hay tal dinámica, eso es cierto. También entendemos que Rusia tiene suficientes capacidades logísticas para reforzarse drásticamente en cualquier momento”, dijo Kuleba. 

Según él, además de esto, se deben mencionar dos cosas: primero, el inicio de ejercicios ruso-bielorrusos a gran escala y, en segundo lugar, la decisión de Rusia de anunciar ejercicios militares en los mares de Negro y de Azov. Como resultado, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, el mar de Azov está bloqueado para la navegación por completo y el mar Negro, en términos de acceso a Ucrania, casi por completo.  

“Entendemos que, al dar este paso, Rusia no solo aumenta la presión militar sobre Ucrania, sino que también aumenta significativamente la presión económica sobre Ucrania, porque estos ejercicios y el bloqueo de gran parte del mar Negro interrumpirán la navegación comercial entre el puerto ucraniano de Odesa y la costa de Turquía, el Bósforo y el mar Mediterráneo”, destacó el jefe de la diplomacia ucraniana.  

Como informó Ukrinform, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania expresó su enérgica protesta contra la decisión de la Federación Rusa de bloquear parte de los mares Negro y de Azov y el estrecho de Kerch con el pretexto de realizar ejercicios navales. 

Fuente: ukrinform