El Gobierno de la Provin­cia declaró zona de “catás­trofe” al territorio afectado por incendios, con 17 focos de magnitud en desarrollo hasta el momento, informó el gobernador Gustavo Val­dés ayer a la tarde en con­ferencia de prensa. Además, reconoció que en el marco de una primera evaluación, los daños a la provincia ron­darían en 20 mil millones de pesos. 

“Vamos a hacer todo lo humanamente posible, son consecuencias de la natura­leza y del cambio climático. Nunca vivimos una seca y una bajante del río Paraná como ahora”, aseveró. 

Más temprano Valdés es­tuvo en Paraje Galarza, una de las áreas más afectadas por los incendios en Itu­zaingó. Allí, parte de la po­blación debió evacuarse por el avance de las llamas.

Valdés dijo que más del ocho por ciento del terri­torio de la provincia será alcanzado por esta califica­ción, total que resume hasta este viernes por la tarde el reporte actualizado oficial sobre los focos ígneos en de­sarrollo dentro del territorio de la provincia.

El Gobernador lamentó las pérdidas y dijo que las consecuencias sobre la pro­ducción, la flora y la fauna han sido muy importantes; y agradeció además, las fuer­zas llegadas hasta los frentes de combate contra el fuego desde otras provincias y el apoyo del Ejército nacional.

“Hoy llevamos 730 mil hectáreas quemadas, lo que equivale a un 8% del total de la superficie de la provincia de Corrientes, quemada”, señaló el Gobernador. “De ellas son unas 30 mil hectá­reas quemadas de bosques implantados, pero también tenemos cerca de 30 mil hectáreas de bosques na­tivos con gran impacto en la flora y en la fauna de la provincia, en nuestra pro­ducción, en nuestras pobla­ciones, en nuestro arroz, en nuestra ganadería, en nues­tra agricultura, y en cada uno de nuestros rubros pro­ductivos”, detalló.

“Se ha hecho una primera evaluación de las pérdidas en la provincia de Corrien­tes, y son pérdidas muy importantes fundamental­mente para la producción”, sostuvo. “Hay 17 focos de incendios, la zona más afectada es la zona norte de la provincia y estamos haciendo un esfuerzo enor­me entre todos. El Paraje Galarza ha sufrido un daño importantísimo y también en Santo Tomé, Ituzaingó y en el Portal Carambola de Concepción, en San Luis del Palmar, en Caá Catí, Santa Julia, Lomas de Vallejos, Itá Ibaté, y hay más de 2.600 bomberos y brigadistas tra­bajando”, enfatizó Valdés, precisando que actualmente hay 10 aviones hidrantes y cinco helicópteros operando en las zonas afectadas. 

“Recibimos ayuda del Go­bierno nacional y de las pro­vincias. Quiero agradecer a Jujuy, Mendoza, Córdoba, Buenos Aires, Misiones, Chaco, Santiago del Estero, Entre Ríos, y agradezco tam­bién a los sectores privados de Corrientes que ayudan para asistir a los bomberos”, indicó y sostuvo que la Poli­cía de Corrientes y los bom­beros voluntarios están ha­ciendo un “trabajo enorme”.

“La campaña de ayuda a Corrientes no tiene prece­dentes. Agradezco a todos los que realizan el esfuerzo para salvar las vidas huma­nas y de los animales”, ex­presó el Gobernador y rei­teró que cualquier correnti­no debe contactarse con el Centro Aguará si encuentra o visibiliza un animal sil­vestre, mediante el número 3795 048487. 

“Estamos trabajando fuertemente en Ituzaingó y Santo Tomé, no tuvimos pérdidas humanas salvo aquellas que fueron acci­dentales. Lamentamos la pérdida de un bombero en Yapeyú”, puntualizó.

Junto con el Colegio de Veterinarios y el Centro Aguará anunció que se habilitará una línea telefónica para el rescate dela fauna silvestre amenazada.

Fuente: elcomercial.com