La Justicia de Nueva York ordenó este jueves que el expresidente de Estados Unidos Donald Trump declare en la causa abierta por supuestas prácticas fiscales fraudulentas de su grupo, la Organización Trump, y rechazó así los intentos del exmandatario de detener el interrogatorio.

El juez Arthur Engoron denegó el recurso interpuesto por el propio Trump y dos de sus hijos, Ivanka y Donald, que se negaban a prestar declaración en la investigación abierta por la Fiscalía de Nueva York, que había hallado “pruebas significativas” de que “valoraron falsa y fraudulentamente múltiples activos”, según la agencia de noticias AFP.

Trump y sus hijos deberán “comparecer en un periodo de 21 días para declarar”, mientras su hijo mayor, Donald Jr., tendrá “14 días” para presentar a la fiscal de Nueva York, Letitia James, los “documentos y la información” que se le solicita, agregó Engoron.

De acuerdo con el juez, James tiene “el claro derecho” de interrogar a los Trump tras haber descubierto “copiosas pruebas de un posible fraude financiero”, según la agencia ANSA.

La decisión fue celebrada por James, quien en 2019 abrió una investigación sobre la actividad del grupo familiar de Trump.

“Nadie está por encima de la ley, hoy prevaleció la justicia”, sostuvo la fiscal en un comunicado.

James acusa a los Trump de haber “estimado incorrectamente el valor de estos activos ante instituciones financieras para obtener beneficios económicos”.

Según un expediente de 100 páginas publicado en enero pasado, la fiscal sospecha que la empresa familiar del expresidente infló “fraudulentamente” el valor de algunas propiedades para solicitar préstamos a los bancos y redujo el valor presentado al fisco para pagar menos impuestos.

A fines de diciembre y principios de enero, la fiscal citó a declarar bajo juramento al expresidente y a sus dos hijos, pero la familia Trump no respondió a las citaciones y trató de retrasar la investigación en varias oportunidades.

El expresidente de EEUU, Donald Trump.

Fuente: ambito.com