El escándalo por los audios en los que la exvicepresidenta Gabriela Michetti le pide a la extitular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, que deje de investigar a un amigo suyo, alcanza ahora al expresidente Mauricio Macri, luego de que se conocieran nuevas grabaciones que lo involucran en un presunto tráfico de influencias.

El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, quien este miércoles por la mañana se presentó en los tribunales de Comodoro Py para promover la investigación, amplió la denuncia y pidió la indagatoria del exmandatario de Juntos por el Cambio.

El pedido del abogado llega luego de que se dieran a conocer mensajes entre Macri y Alonso, en los que ambos dialogan sobre una gestión de Gustavo Arribas, por entonces titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) con un empresario de medios, en el cual el exjefe de Gobierno le dice a la titular de la OA “dividí por dos lo que te haya prometido”.

Posteriormente, Macri le advierte a Alonso que “no me vendas”, mientras que la exfuncionaria macrista le responde: “Estoy de tu lado de mostrador siempre”.

Luego de difundirse los audios, Sánchez Kalbermatten se presentó en Comodoro Py para pedir la ampliación de la denuncia que había presentado más temprano contra Michetti y Alonso, con el fin de incluir a Macri en la misma y solicitar su indagatoria. Según el abogado, se trataría de un caso de abuso de sus posiciones de poder.

La ampliación se da en la denuncia presentada contra la exvicepresidenta y contra Alonso a raíz de una serie de audios en los que la primera pide que desvincule o no avance en una investigación contra una persona que trabajaba para ella. Los mensajes dan cuenta de cómo Michetti traficaba influencias en favor de personas cercanas o que trabajaban a su lado.

“Laura, necesito que te juntes con un amigo mío, que está trabajando conmigo, además es una persona de confianza. Lo conozco hace mucho. Es realmente una súper buena persona y lo embocaste en una denuncia y encima Clarín lo nombró”, sostiene Michetti en uno de los audios dados a conocer por el periodista Tomas Méndez, en los que la exvicepresidenta se refiere a Guillermo Pino, un exgerente de prensa y difusión de Anses.

A fines de octubre de 2017, el diario Clarín consignó en una nota que la OA había denunciado a la Anses por haber desviado 118 millones de pesos entre 2010 y 2015 a publicidad, y en la información se detallaba que Pino, como gerente del organismo, había favorecido a una agencia de publicidad al efectuar licitaciones “de urgencia”.

En consecuencia, la OA encabezada por Alonso había iniciado una investigación del hecho en el que estaba involucrado Pino, que en ese momento era un agente de prensa vinculado a Michetti.

Fuente: ambito.com