Al menos cinco personas murieron y otras 20 están desaparecidas luego de que una pared rocosa de un cañón se derrumbara sobre tres lanchas con turistas en el Lago de Furnas, en la ciudad de Capitolio, una comarca turística del estado brasileño de Minas Gerais, ubicada a 290 kilómetros de su capital Belo Horizonte.

La cifra de víctimas fatales fue confirmada por el cuerpo de Bomberos, según detalló el diario Folha de San Pablo. El Servicio de Atención Móvil de Emergencia (Samu, por sus siglas en portugués) había señalado que varios de sus efectivos están trabajando en la búsqueda de más víctimas en el Lago de Furnas, uno de las atracciones turísticas de la zona.

El desprendimiento de una parte del cañón ocurrió a las 11 de la mañana y fue filmado por otro turista y muestra cómo una pared rocosa cae desde una altura de cinco metros e impacta sobre las tres embarcaciones. Dos quedaron totalmente hundidas.

Según la información del cuerpo de bomberos, habría cerca de 30 heridos. Siete personas fueron trasladadas a la sala de emergencias de São José da Barra (MG), un municipio ubicado a 45,5 kilómetros del lugar del derrumbe. Tres de ellos llegaron inmovilizados, pero conscientes a la unidad de salud. Otras tres personas tienen fracturas de los miembros superiores. Los demás tienen lesiones menos graves.

De acuerdo con el testimonio de Pedro Aihara, portavoz del cuerpo de bomberos, 23 de los heridos sufrieron lesiones leves y ya han recibido el alta médica.​

“La gente fue arrojada por el flujo del agua, algunos fueron rescatados por embarcaciones en las cercanías”, dijo Aihara en una entrevista con GloboNews y agregó: “Si no hubieran llevado el chaleco salvavidas, podrían estar en una situación más grave”.

Por otro lado, el jefe de bomberos expresó su preocupación ya que, según consideró, “lo que agrava la situación es la forma en que la roca cae, de manera perpendicular”. Y detalló: “Cuando tiene este tipo de ruptura, sale en forma de rodajas, se desliza por la estructura y cae en diagonal o de pie”, analizó.

Luego de la viralización del primer video comenzaron a aparecer nuevas imágenes que muestran cómo las embarcaciones aledañas alertaban por el desprendimiento de pequeñas porciones de roca, apenas segundos antes del derrumbe de la pared sobre las lanchas afectadas. También las tareas de rescate de las lanchas de Defensa Civil, trasladando a los heridos.

El desprendimiento de una parte del cañón ocurrió a las 11 de la mañana y fue filmado por otro turista

El estado de Minas Gerais sufre un fuerte temporal desde hace varios días, que causaron daños en una represa de la zona, rutas anegadas y desplazamientos de tierra en la ciudad de Belo Horizonte, donde quedaron comprometidas varias construcciones linderas a un curso de agua.

De acuerdo a los bomberos, el desprendimiento del acantilado habría sido provocado por una tromba marina.

“Sufrimos una tragedia en nuestro Estado, producto de las fuertes lluvias que produjeron el desprendimiento de una pared de piedras en el lago de Furnas. Los trabajos de recate ya están en camino. Solidaridad con las familias en este dificil momento”, tuiteó Romeu Zema, gobernador del Estado de Minas Gerais.

La localidad de Capitólio, situada a unos 280 kilómetros de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais (sureste), es una de las atracciones turísticas más populares de la zona y recibe visitas todo el año por sus impresionantes gargantas que pueden recorrerse en lancha.

Al menos cinco personas murieron y otras 20 están desaparecidas luego de que una pared rocosa de un cañón se derrumbara sobre tres lanchas

Fuente: elcomercial.com