Durante el programa “Moscú. Kremlin. Putin.”, emitido este sábado por el canal de televisión Russia 1, Putin dejó claro que, en las conversaciones con EE.UU. y la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), Moscú no dará marcha atrás respecto de la expansión de la Alianza Atlántica hacia el Este, cerca del territorio ruso.

El mandatario ruso ha dicho que Estados Unidos y la OTAN han puesto a su país en una situación en la que no hay espacio para más retrocesos y ha aseverado que Rusia no dudará en tomar medidas contra la Alianza y el Occidente, si es necesario.

Desde principios de este mes, Estados Unidos, sus aliados de la OTAN y Rusia se han reunido en Bruselas (Bélgica), Ginebra (Suiza) y Viena (Austria) para sostener conversaciones destinadas a aliviar las tensiones que tienen como eje Ucrania, pero no han logrado resolver sus diferencias.

El Occidente rechazó las exigencias del país euroasiático para que la Alianza Atlántica detenga cualquier expansión adicional hacia el Este y retire sus tropas de los países miembro que colindan con Rusia.

Rusia ha presentado a los países de la Alianza Atlántica un plan de seguridad, que incluye comprometerse a contener la ampliación del bloque y excluir la adhesión de las antiguas repúblicas soviéticas, sobre todo de Ucrania. Asimismo, pide la creación de una línea directa con la OTAN para contactos de emergencia e intercambio regular de información sobre ejercicios y maniobras militares; e insta a EE.UU. a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

Presidente ruso, Vladimir Putin, durante una videoconferencia, afueras de Moscú, Rusia.

Fuente: hispantv.com