“Con el desarrollo de la agricultura forrajera en Formosa, en base a maíz y sorgo para hacer silaje picado y grano para la recría y terminación de los novillos, se crea la necesidad de incluir a la soja en la rotación de los cultivos, para la salud de los suelos y de los cultivos. Es decir, para evitar el monocultivo de gramíneas”, dice Juan Ignacio De Hagen, médico veterinario oriundo de Chascomús, recibido en Tandil y afincado en el norte hace ya varios años.

“Pero con la soja aparece el problema de la distancia a los centros de procesamiento y el costo del flete, por ende, había que procesarla a nivel local”, sostiene Juan.

“Por otro lado, Formosa es importadora de 100% de la proteína para los animales, como expeller de soja, girasol. Entonces, una planta procesadora de soja era para nosotros, junto con Francisco Paultroni, el otro socio oriundo de Intendente Alvear, Buenos Aires, una necesidad que este año nos decidimos a implementarla” dice.

La extrusora de soja resuelve dos problemas, explica. Uno es el procesamiento de la soja a nivel local para evitar el flete a puerto y por otro la disponibilidad de proteína de soja, para alimentación animal también local. “Bajando totalmente el costo de flete en ambos casos”.

Estratégica

Su localización resulta estratégica al estar prácticamente en el centro de la provincia, en el km 1.387 de la Ruta Nacional 81 y a pocos km de ciudad de Ibarreta. La firma que impulsa la planta es Agroindustrias de Formosa SRL, y es 100% privada con fondos propios, y el tercer socio es Roberto Schulz, Ingeniero Agrónomo “quien se instaló en Formosa desde Chaco, para ser asesor de nuestro grupo CREA, quien se hizo cargo del desarrollo y la instalación del proyecto, detalla Juan.

“Serán los mismos productores quienes entregarán el poroto y se llevarán el expeller ya en que la mayoría de los casos, ellos hacen agricultura para su hacienda, o al menos es así en gran proporción. Se cobrará un porcentaje sobre el poroto”.

“Luego nos quedará como producto principal el aceite de soja que irá todo a Rosario, o al centro de procesado de aceite y de exportación. Mirando más a futuro, ese aceite será destinado como metilado para aplicaciones aéreas y terrestres de fitosanitarios” consigna Juan De Hagen.

“Otro paso será el procesamiento a biodiesel y con destino también local, es decir para el abastecimiento de nuestra maquinaria, camiones, y casi consumo propio”, anticipa.

Capacidades

Asimismo, la planta que en principio tendrá una capacidad de proceso de 1,2 toneladas por hora, se podrá ampliar con el agregado de más prensas. Si se expresa esa capacidad de manera anual, la misma será de aproximadamente unas 4.600 a 5.800 toneladas por año que equivalen a unas 3000 hectáreas de cultivo de soja, detalla el profesional.

“La planta, que según las proyecciones estará operativa para fines de febrero o principios de marzo, ha sido financiada con recursos propios, y vemos que con la cantidad de productores que se han interesado estamos casi completos para la producción del año”, contextualiza Juan.

Estarán produciendo unos 30.000 litros de aceite por mes, teniendo en cuenta el proceso de decantado, desgomado, para llegar al producto final. Por el momento se producirán unos 150 litros de aceite por hora. Si vemos el proceso, en el inicio una secadora unifica el grano que viene del campo, es decir se lo pone en condiciones de cámara, se le baja la humedad para lograr un mejor prensado y mayor eficiencia en la extracción del aceite.

Luego de un período de estacionamiento de 7 a 10 días a fin de lograr el desgomado por decantación y centrifugación, el aceite queda listo para su entrega.

“Estamos seguros que esta planta potencia la agroindustria local, que presenta poco desarrollo sobre todo luego de que se dejara la producción de algodón, y también potencia la agricultura con la rotación con soja que importante como generadora de proteína de alta calidad para ganadería”, sostiene Juan De Hagen.

Planta extrusora en el centro de la provincia de Formosa, enriquece la agricultura y la ganadería de la provincia

Fuente: elcomercial.com