La Unión Europea organizará en los próximos días un simulacro de seguridad cibernética de gran alcance destinado a prepararse para un ataque que afecte a las redes de suministro del continente, reportó Bloomberg citando documentos internos y “personas familiarizadas con el asunto”.

El ejercicio de seis semanas estará diseñado para ser una “prueba de estrés” y evaluará la coordinación de las respuestas diplomáticas y públicas de los participantes a las agresiones. Asimismo, se estructurará en torno a una escalada gradual hacia una gran crisis que culmine en un ataque que podría calificarse como una agresión armada según la Carta de las Naciones Unidas.

Con la intención de ser lo más realista posible, el simulacro se basará en incidentes que han ocurrido o que podrían ocurrir en un futuro próximo.

Según los documentos consultados, aunque la UE tiene varias herramientas a su disposición para contrarrestar y sancionar actos de agresión cibernética, actualmente no posee un marco para coordinar de manera efectiva una respuesta conjunta a una acción importante, deficiencia que el ejercicio pretende abordar.

Se espera que esta actividad, propuesta por la presidencia francesa de la UE, finalice el próximo mes durante una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores del bloque.

Fuente: actualidad.rt.com