El fabricante japonés Kawasaki ha anunciado recientemente la finalización con éxito de las pruebas del prototipo de su último vehículo aéreo no tripulado de transporte de carga.

Bautizado como K-RACER-X1, se trata de una aeronave de despegue y aterrizaje vertical pensada para transportar pequeñas cargas. Además de su capacidad de vuelo totalmente autónoma, incorpora mecanismos automatizados de carga y descarga, los cuales no requieren de intervención humana para el embarque en la aeronave.

En un comunicado, Kawasaki señaló que el robot de reparto que acompaña la aeronave fue diseñado para realizar “operaciones suaves y estables incluso en carreteras accidentadas y llenas de baches” y fue desarrollado utilizando los conocimientos de la empresa en robótica y las tecnologías que hay detrás de las capacidades todoterreno de sus motocicletas.

El K-RACER-X1 adopta varias mejoras de las aeronaves probadas en vuelo en 2020 por la empresa y es capaz de transportar unos 100 kilogramos de carga útil, aparte de los mecanismos de carga y descarga. La aeronave está propulsada por un motor sobrealimentado de motocicleta Ninja H2R, fabricado también por Kawasaki.

Fuente: actualidad.rt.com