Los cancilleres de Nicaragua y Venezuela denunciaron que el gobierno de Estados Unidos lleva adelante medidas coercitivas y unilaterales contra estos dos países, sobre los que Washington mantiene un bloqueo. Los representantes diplomáticos participaron en la reunión de ministros y ministras de Relaciones Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) inaugurada este viernes en Buenos Aires.

Unidad en la diversidad

El canciller nicaragüense Denis Moncada y su par venezolano Félix Plasencia enfatizaron la importancia de fortalecer “la unidad en la diversidad” de los países de la región. Con motivo de la XXII reunión de ministros de Exteriores de la Celac celebrada en la capital argentina.

“Saludamos a la Celac en su papel protagónico para fortalecer la unidad en la diversidad. Unidad incondicional que no admite intervenciones ni injerencias”, aseveró Moncada al comienzo de su intervención. El jefe de la diplomacia nicaragüense a su vez condenó el “infame y criminal bloqueo imperialista norteamericano” hacia Cuba. Además, pidió el cese de todas las medidas “ilegales, unilaterales y agresivas” que atentan contra los derechos humanos en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

“Exigimos el fin de todas las agresiones imperialistas que generan más vulnerabilidad y pobreza en un mundo que debemos hacer justo, armonioso, fraternal, solidario y complementario”, aseguró Moncada, que considera que Nicaragua es “respetuosa de los derechos humanos en todo momento y circunstancia”.

En este sentido, el canciller venezolano coincidió con su colega nicaragüense en la condena a las medidas coercitivas que bajan desde Washington y pidió “fortalecer el multilateralismo” de los estados miembros de la Celac.

“Es incomprensible que en estos momentos, con la situación mundial de la pandemia, exista un recrudecimiento de las sanciones unilaterales y el bloqueo contra países hermanos aquí presentes”, afirmó Plasencia. Según el diplomático venezolano, su país está sometido “a un bloqueo y a una persecución económica, comercial y financiera permanente”. El canciller también reiteró la propuesta de Caracas de crear una secretaría general de la Celac, con el fin de “dinamizar aún más el intercambio entre todos los países de la región”.

Solidaridad regional 

En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez recordó el compromiso cubano hacia la consolidación de “la unidad en la diversidad” y pidió preservar a la Celac como un “mecanismo de concertación política, genuinamente latinoamericano y caribeño”.

“Ante el complejo escenario internacional y hemisférico que enfrentamos, es imprescindible una región unida y solidaria, que pueda defender con una sola voz sus intereses de paz, independencia, igualdad soberana, desarrollo sostenible y justicia social”, concluyó el canciller cubano, que también destacó la solidaridad de los países de la región ante el bloqueo durante la pandemia de coronavirus. Rodríguez a su vez criticó la deuda con el FMI la que consideró fraudulenta.

La Celac, creada en 2011, es un mecanismo de diálogo y concertación política para los gobiernos de más de 30 países latinoamericanos. A pesar de la salida de Brasil, decisión del mandatario de ultraderecha Jair Bolsonaro, la Celac se mantiene como la mejor plataforma para zanjar diferencias sin injerencia externa.

Felix Plasencia, canciller de Venezuela.

Fuente: Pagina12.com