Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación, remarcó que “estamos en una situación epidemiológica favorable gracias a la alta tasa de vacunación” pero señaló que no se descarga un posible rebrote porque no depende de un solo factor: “Algunos factores son externos como el caso de las nuevas cepas en otros países. Si bien hay un aumento de casos, es leve gracias a la vacunación”.

“Apuntamos a poder vacunar a quienes no cumplieron con el esquema de vacunación y dar las terceras dosis a quienes ya tienen las dos”, agregó y también confirmó que “estamos trabajando para empezar a implementar el pase sanitario y estimular la vacunación para disminuir el riesgo en los lugares de mayor riesgo que son los eventos masivos”. “7 millones de personas están en condiciones de recibir la segunda dosis y son clave porque se movilizan y son factores de contagio”, aclaró.

La ministra de Salud, remarcó que “no es la idea que el pase sanitario termine en una vacunación obligatoria. La idea es que también sea una herramienta para las provincias y municipios; los distritos locales pueden ampliar el espectro de la medida”. “Estamos haciendo un marco legal y las provincias lo pueden ampliar. Pero si el sector privado no lo toma como algo positivo, la medida no tiene sentido”, sostuvo.

“Esperamos que para marzo podamos tener a la mayor parte de la población inmunizada y que no necesitemos ninguna acción más”. Sin embargo “la realidad es que todavía no se sabe demasiado de la variante Ómicron. La evolución natural del virus es que sea más transmisible y menos letal. Va a ser un virus estacional que va a pasar a ser como la influenza”, dijo en CNN radio.

Fuente: ambito.com