Vitalik Buterin tiene tan solo 27 años pero es el cofundador de la segunda criptomoneda en capitalización de mercado, Ethereum, y está detrás de la tecnología que creó los small contracts, permitió la aparición de los NFT, las finanzas descentralizadas, entre otros usos. Con una platea colmada y un público mayormente joven habló con Santiago Siri y la periodista Olivia Goldschmidt en la Usina del Arte.

Buterin elogió el entusiasmo del público argentino en relación a las criptomonedas y destacó varios proyectos que tienen como protagonistas a programadores locales. “Es un país con una capacidad estatal baja, pero con una capacidad de personas muy alta”, dijo al comienzo de la entrevista y en cuánto a las características macroeconómicas del país aseguró “eso podría ser el entorno perfecto para que la blockchain tenga un gran impacto”.

“Argentina tiene el medio ambiente perfecto para las cadenas de bloques. ¿Por qué? Los argentinos mueven constantemente el dinero para evitar la inflación. Por eso, saben cómo funciona el dinero. Entonces, están abiertos a nuevas ideas y pueden entender a la perfección de qué se tratan las criptomonedas”, completó el co-creador de Ethereum.

En cuánto a la tecnología y a lo que podría brindar de positivo para la administración de algunos gobiernos, opinó: “La descentralización va a ayudar mucho más a los países pequeños que a los grandes. Cripto realmente es una oportunidad para pequeños países y que no han sido ganadores por lo últimos 50 años y que muchas de las consecuencias son impredecibles”.

Buterin también tuvo tiempo para hablar de las DAO. ¿Qué son? organizaciones autónomas y descentralizadas que operan por voto y, en una especie de democracia directa, se decide el futuro del proyecto. “Las DAO tienen una oportunidad real de mejorar los problemas. Por ejemplo, la industria de bienes raíces está rota y los DAO pueden resolver sus problemas más profundos. En este contexto, los DAO pueden permitir que las personas en el mismo edificio voten; dividir un edificio; personas, además , pueden comprar acciones como alquilan para comprar la casa; y mucho más”, detalló.

En cuánto a las regulaciones que los países podrían volcar sobre el mercado criptográfico, planteó distintos escenarios: “En el espectro extremo, adoptar Bitcoin y Ethereum como moneda legal. No soy fan de los enfoques hacía arriba y coercitivos. En otro extremo, la más simple es no perseguir a la comunidad criptográfica”.

Sobre la adopción masiva de las criptomonedas como medio de intercambio, Buterin dijo que es “optimista”. “Una de las razones que me hacen pensar que el precio de las cripto no se irá a cero es porque tienen comunidades muy dedicadas detrás. Creo que Bitcoin y Ethereum tienen suficiente gente dedicada a esto que van a hacer que nunca desaparezca. Hoy son monedas internacionales”.

En cuanto a los NFT, el creador de Ethereum se preguntó “¿van a sobrevivir un ciclo decreciente? Todavía no se sabe. Están en crecimiento, pero la próxima vez que Bitcoin o Ethereum bajen su precio, ¿van a bajar un 50% o más los NFT? Todavía no lo sabemos. ¿Van a perdurar? Está por verse”.

“En mi opinión, los NFT deben servir para algo más que para ser comprados y mostrados en redes sociales. Estos tokens podrían tener un valor agregado y, por ejemplo, podrán ser utilizados para hacer transacciones en el metaverso descentralizado que ya estamos construyendo”, amplió.

“El dinero necesita estar descentralizado. Pero el resto de las aplicaciones también. Puntualmente, necesitamos redes sociales descentralizadas”, dijo sobre el futuro de la blockchain y sus utilidades: “El mundo cripto está abierto para todos. El viejo orden mundial está colapsando por la tecnología y cualquier persona puede ayudar a construir un nuevo mundo tecnológico con tecnología”.

Fuente: ambito.com