La división blindada del Ejército de Taiwán realizó este martes unos ensayos militares con municiones reales con el fin de fortalecer sus capacidades de defensa ante una eventual invasión china, informa la agencia local CNA.

Las maniobras se realizaron en un campo de entrenamiento en la ciudad de Hsinchu, en el noroeste de la isla. En ellas intervinieron varios batallones de tanques de combate en una respuesta simulada a una invasión de las fuerzas anfibias de la China continental en las costas taiwanesas.

En el marco del simulacro, la división blindada realizó bombardeos de artillería contra posiciones enemigas. En los ejercicios tomaron parte tanques de producción local CM-11 y M60A3 de fabricación estadounidense, que realizaron disparos desde posiciones fijas y en movimiento.

Incremento de las tensiones

Las relaciones entre Taiwán y la República Popular China están en su peor momento en 40 años. En octubre pasado, la líder taiwanesa, Tsai Ing-wen, confirmó por primera vez que tropas estadounidenses se encuentran en la isla y están entrenando al Ejército taiwanés, a lo que Pekín no tardó en responder con tajante rechazo. Además, se reveló que la unidad de operaciones especiales de la Infantería de Marina de EE.UU. ha estado operando en secreto en Taiwán para entrenar a sus fuerzas militares desde hace un año.

En medio de esas tensiones, el gigante asiático también ha venido realizando maniobras cerca de Taiwán o enviando decenas de aviones de combate en un solo día a la zona de identificación de defensa aérea de la isla. Ante estos desarrollos, surgen preocupaciones del riesgo de un choque accidental entre las fuerzas chinas y taiwanesas, que podría desembocar en una confrontación directa entre tropas de EE.UU. y China.

Fuente: actualidad.rt.com