La industria rusa de defensa ha lanzando la producción en serie del nuevo tanque T-14 Armata, según lo anunció Vladímir Artiakov, subdirector general de la corporación estatal Rostec.

En declaraciones al canal Rossiya 24, el funcionario comentó las nuevas entregas al Ministerio de Defensa y, entre los proyectos “más potentes y avanzados”, mencionó el nuevo carro de combate T-14, del que “todo el mundo esta hablando”.

“Estamos lanzando su producción en serie”, confirmó Artiakov.

Serguéi Chémezov, jefe de la corporación Rostec, anunció este mes que el Ejército ruso comenzará a recibir entregas en serie de este tanque novedoso antes de que acabe 2021.

Otro funcionario, Andréi Yelchaninov, vicepresidente del colegio de la Comisión de Industria de Defensa, dijo a Interfax este mes que el nuevo arsenal de T-14 completará las pruebas estatales el próximo año.

En marzo de este año, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, reveló que 20 tanques T-14 Armata se entregarán a las unidades del Ejército ruso antes de fin de año.

El carro de combate T-14 Armata es el único tanque de tercera generación de posguerra del mundo. Consta de una torreta no tripulada que se activa por control remoto, mientras que la tripulación permanece protegida por una cápsula blindada. Sus armas incluyen un cañón de ánima lisa de 125 mm y una ametralladora de control remoto de 7,62 mm.

Según el fabricante, Uralvagonzavod, el Armata presenta un gran “potencial de robotización”, es decir, que podría actualizarse hasta derivar en una versión no tripulada.

Tanques T-14 Armata durante el desfile militar en Moscú (Rusia) del 9 de mayo de 2019.

Fuente: actualidad.rt.com