El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó este miércoles que Rusia no puede quedarse “de brazos cruzados” viendo lo que pasa con Ucrania y la OTAN. “¿Cómo podemos no pensar en ello? Sería simplemente una inacción criminal de nuestra parte quedarnos de brazos cruzados y ver lo que ocurre allí”, expresó en rueda de prensa tras reunirse en Sochi con el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis.

El mandatario ruso indicó que a su país le preocupa la posibilidad de que Ucrania entre en el bloque, ya que las armas de la alianza aparecerán en su territorio. “No podemos dejar de estar preocupados por la perspectiva de la posible admisión de Ucrania en la OTAN, porque a ello seguirá, sin duda, el despliegue de los correspondientes contingentes militares, bases y armas que supondrán una amenaza para nosotros”, señaló.

Asimismo, el presidente afirmó que la OTAN adopta una línea de confrontación contra Rusia. “Desgraciadamente, la OTAN está llevando a cabo una política de clara confrontación con Rusia”, aseveró Putin, al tiempo que agregó que la expulsión de varios diplomáticos rusos de países occidentales “demuestra que dicha estructura es poco amistosa” con su país.

Putin destacó que Rusia, por su parte, aplica una política exterior pacifista, al tiempo que tiene derecho a garantizar su seguridad.

En cuanto a la videollamada que mantuvo este martes con su homólogo estadounidense, Joe Biden, el presidente ruso la calificó de constructiva y abierta. “Tenemos la oportunidad de continuar el diálogo con el presidente de Estados Unidos. Esto es lo más importante”, resaltó.

El presidente ruso, Vladímir Putin.

Fuente: actualidad.rt.com