La situación se da en ciudades importantes como Clorinda, en donde los camiones que se encargan de aprovisionar la mayor parte de los barrios que no tiene agua de red, no llegan con la premura y las altas temperaturas del tórrido verano.

Pero no es la única localidad, lo mismo y de peor manera ocurre en varios parajes como el Parajo del Kilómetro 15 que hace 10 días realizaron el pedido a la Comisión de Fomento de Fortín Lugones y le exigieron al presidente de esta Comisión, Antonio Torres que se ocupe y termine con el sufrimiento de estas familias.

Misma situación se da en el Barrio Tres de Mayo de Riacho He Hé, donde desde Navidad, los pobladores de ese lugar, no tienen agua potable y tienen que acarrear los baldes o bidones para poder bañarse, no así para tomar porque el agua no es potable.

Una situación igual fue denunciada en Las Lomitas, en Ibarreta e inclusive en varios barrios de la ciudad de Formosa a los cuales no llega el agua potable. Con el aumento del consumo debido a las altas temperaturas, la falta de agua potable para consumo humano es un problema grave, sobre todo para familias que dependen de la provisión de intendentes, de cooperativas o del SPAP.

En Fortín Lugones hace 10 días que no tienen agua potable. En Riacho He Hé desde Navidad.

Fuente: elcomercial.com