Israel lanzará una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 a las personas mayores de 60 años o con sistemas inmunitarios comprometidos y trabajadores sanitarios, como parte de una campaña para impulsar la inoculación y adelantarse a la propagación de la variante Ómicron.

Un grupo de expertos del Ministerio de Salud recomendó que las personas que cumplan los requisitos reciban la cuarta vacuna al menos cuatro meses después de recibir la tercera.

El primer ministro, Naftali Bennett, quien impulsó que un mayor número de israelíes acuda a recibir las vacunas, acogió la declaración del panel como “una gran noticia que nos ayudará a superar la ola de ómicron que se está extendiendo por todo el mundo”.

El panel recomendó además que el tiempo asignado entre la segunda y la tercera vacuna se reduzca de cinco a tres meses.

Estas medidas serían “parte de los preparativos para la quinta ola” de la pandemia, según la declaración del panel, que no presentó datos específicos detrás de las recomendaciones.

“Estamos viendo a una disminución de la protección contra la infección por ómicron. Esta ola está creciendo en un número sorprendentemente alto (…) Más del 80% del panel apoyó esta medida”, dijo Arnon Shahar, médico del panel de expertos, a la Radio del Ejército de Israel.

Después de mostrar una de las distribuciones de vacunas más rápidas a nivel mundial, Israel ha visto cómo la tasa de inoculación se ha estancado. Alrededor del 62% de sus 9,4 millones de habitantes han recibido dos dosis, según el ministerio.

El gobierno de Bennett actuó rápidamente contra ómicron, el 25 de noviembre prohibió a los extranjeros entrar en Israel y esta semana amplió una lista de países de alto riesgo a los que sus ciudadanos no deben viajar, para incluir a Estados Unidos.

Cuarta dosis en Israel 

Fuente: ambito.com