El CEO de Tesla, Elon Musk, vendió otros 1.000 millones de dólares en acciones de la compañía, luego de que había consultado en Twitter a sus seguidores si debía desinvertir en la compañía que fundó.

Según los documentos presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC) ayer jueves, Elon Musk ejerció opciones para comprar 2,1 millones de acciones a 6,24 dólares cada una y vendió más de 934.000 de ellas a precios que oscilan entre los 1.058 y los 1.112 dólares, lo que genera alrededor de 1.010 millones de dólares.

La última vez que Musk vendió acciones fue el pasado 23 de noviembre, después de varias operaciones seguidas en las semanas anteriores. En total, se desprendió de u$s11.000 millones en acciones de Tesla desde el 8 de noviembre. Y se espera que continúe.

Hace un mes, el hombre más rico del mundo preguntó a sus seguidores qué debía hacer con el 10% de las acciones que poseía en Tesla y la respuesta fue que las venda. Así, ya estaría cerca de la mitad de ese objetivo.

Elon Musk es un activo usuario de Twitter donde interactúa permanentemente con otros y lanza comentarios sobre los mercados que suelen generar movimientos importantes en las acciones de las compañías. A veces bendice, otras derriba.

De hecho, fueron sus tuits los que contribuyeron a que en 2021 el Bitcoin tuviese un despegue hasta encima de los u$s60.000, para luego perder la mitad de su valor luego de que él mismo comunicara que Tesla ya no aceptaría a la criptomoneda como método de pago.

Posteriormente bendijo a Dogecoin, y la criptomoneda se convirtió en estrella del mercado, aunque su luz ahora brilla menos.

Elon Musk

Fuente: ambito.com