Las acciones de Tesla se disparan un 6,2% este miércoles después de que su director ejecutivo Elon Musk dijera en una entrevista que dejará de vender acciones tras varias semanas de enajenación de títulos.

Los papeles de la fabricante líder de autos eléctricos, que antes habían rondado máximos históricos, perdieron cerca de una cuarta parte de su valor después de que su fundador dijera el 6 de noviembre que vendería el 10% de su participación si los usuarios de Twitter estaban de acuerdo.

El martes Musk vendió otras 934.091 acciones, con lo que el número total de acciones de las que se ha deshecho ascendió a 13,8 millones, lejos de los 17 millones que se esperaba.

Tras el cambio de comportamiento del multimillonario, las acciones repuntan esta jornada hasta los u$s998,50. “Vendí suficientes acciones para llegar a alrededor del 10%, más el ejercicio de las opciones, y traté de ser extremadamente literal”, dijo en la entrevista del martes con el sitio web satírico conservador Babylon Bee.

Al preguntársele si vendió las acciones a causa de la encuesta de Twitter, dijo que necesitaba ejercer las opciones de compra de acciones que expiran el año que viene “pase lo que pase”. Añadió que vendió “acciones adicionales” para acercarse al 10%.

Por otra parte, luego de trasladar la sede de Tesla desde California a Texas a principios de este mes, Musk criticó a California por “exceso de impuestos” y “exceso de regulación”.

Fuente: ambito.com