El fundador de SpaceX, Elon Musk, aseguró que el despliegue total de su red de Internet satelital, Starlink, no supondrá un obstáculo para otros aparatos espaciales.

“El espacio es extremadamente enorme y los satélites son muy pequeños. Esta no es una situación en la que estemos bloqueando efectivamente a otros de alguna manera. No hemos bloqueado que nadie haga nada, ni esperamos hacerlo”, señaló el magnate en declaraciones a Financial Times.

Para explicar su visión, Musk se refirió a la superficie terrestre donde, dijo, circulan unos 2.000 millones de automóviles, e indicó que las capas de la órbita son más grandes que la superficie terrestre.

“Eso implicaría espacio para decenas de miles de millones de satélites. Un par de miles de satélites no es nada”, aseguró el multimillonario.

Actualmente, en la órbita hay alrededor de 2.000 satélites de la red Starlink, lo que equivale a un 36 % de todos los aparatos activos. Sin embargo, la compañía planea aumentar su número hasta varias decenas de miles. Esa expansión ya ha sido criticada por varios actores estatales.

A principios de este mes, el director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), Josef Aschbacher, opinó que en el futuro la nueva economía de Internet de alta velocidad tendrá que ser “más restrictiva en torno a frecuencias y puestos orbitales”.”Los Gobiernos de Europa deberían tener un interés colectivo en proporcionarles a los proveedores europeos iguales oportunidades para jugar en un mercado justo. […] De hecho, [Musk] está haciendo las reglas. El resto del mundo, incluida Europa… no está respondiendo lo suficientemente rápido”, subrayó.

Un día antes, China presentó ante la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos (COPUOS) de la ONU un documento donde asevera que los satélites de la empresa de Elon Musk tuvieron el pasado 1 de julio y el 21 de octubre “dos encuentros cercanos” con la estación Tiangong, que comenzó a construirse en abril con el lanzamiento de Tianhe, el más grande de sus tres módulos. “Por razones de seguridad, la Estación Espacial China implementó un control preventivo para evitar colisiones”, agrega el texto.

Este martes, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian, confirmó los hechos presentados en el documento y afirmó que Washington violó sus obligaciones del Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967 sobre el uso pacífico del espacio y “planteó una grave amenaza para la seguridad de los astronautas” . Asimismo, exigió a EE.UU. “tomar medidas rápidas para evitar que tales incidentes se repitan y actuar responsablemente para salvaguardar la seguridad de los astronautas en órbita y el funcionamiento seguro y estable de las instalaciones espaciales”.

Elon Musk durante un evento en Berlín, Alemania, el 1 de diciembre de 2020.

Fuente: actualidad.rt.com