La situación económica apunta a cerrar el año con un fuerte crecimiento y una evolución positiva en las principales variables, pese a que aún el efecto de la pandemia, de la deuda y de la inflación golpea a la sociedad argentina.

Un informe realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que en los once meses del año las reservas del Banco Central lograron un incremento del 9,2%.

De enero a noviembre, el BCRA logró acumular un total de u$s5.500 millones en compras netas que, al 26 de noviembre, ubicaron a las reservas internacionales en u$s42.182 millones. Vale aclarar que en el 2021 el país recibió u$s4.334 millones en concepto de DEG (Derechos Especiales de Giro) por parte del FMI, pero al mismo tiempo Argentina debió afrontar pagos de deuda que, de no haber mediado la recuperación de reservas, podría haber generado una sangría.

En el análisis, los investigadores de UNDAV señalaron que “las compras netas de divisas en días hábiles desde el 1 de julio al 26 de noviembre del corriente año fueron 51, mientras que los días con saldo neutro registraron 15 jornadas. Por último, vale señalar que en 36 jornadas se computaron ventas netas de divisas”.

Además, manifestaron que al cierre del año “las brechas cambiaras mostraron un comportamiento alcista principalmente a causa de la incertidumbre generada por el resultado adverso que obtuvo el oficialismo en las elecciones legislativas” ya que “el Banco Central se encuentra con capacidad para mantener el valor de la divisa norteamericana”.

En un escenario post electoral – dijeron – durante los primeros 11 meses del año “las reservas internacionales del Banco Central se muestran al alza como así también los depósitos en dólares se han incrementado, derrumbando así las falsas noticias de las últimas semanas que generaron temor sobre algunos ahorristas”.

Respecto al financiamiento público, manifestaron que en 2021 el Poder Ejecutivo logró un refinanciamiento del 116%. De esta manera, “posibilitó reducir las expectativas devaluatorias sobre el tipo de cambio oficial, al renovar vencimientos por encima de la totalidad”. El pico máximo de refinanciación se dio en junio con un porcentaje de 165%.

Debido a la recuperación económica, que para fin de año podría culminar en un alza del 10% de la actividad, los investigadores señalaron que hubo un incremento de la recaudación tributaria que “permitió una menor asistencia al tesoro” por parte del BCRA.

El volumen de los depósitos en dólares es otro de los factores destacados a la hora de hablar de la estabilidad económica. Durante el 2021, mostraron un incremento del 5,4%.

En ese sentido, el informe divulgado esta tarde por UNDAV da cuenta de tres momentos. El primero tuvo lugar entre septiembre y octubre del 2020, cuando se dio una presión sobre el mercado cambiario y se generó una salida de depósitos del sector privado por u$s2.506 millones.

El segundo momento refiere a un incremento de los depósitos en diciembre del año pasado, por un monto total de u$s1.259 millones, que permitió recuperar más de la mitad de lo perdido en el período previo.

El tercer y último momento, ocurrido entre febrero y octubre, es caracterizado como “un período de estabilidad con crecimiento de depósitos del sector privado por u$s492 millones”. A propósito de ello, destacan que entre agosto y ocubre hubo una salida de u$s299 millones.

En enero del 2021, los depósitos en dólares del sector privado alcanzaban un monto de u$s15.733 millones. Teniendo en cuenta que a noviembre de este año la cifra se ubicó en 15.907 millones, la evolución de la variable permite afirmar que no hubo caída sino por el contrario crecimiento, incluso en un año electoral y con fuerte presiones debido a la negociación con el FMI.

Fuente: ambito.com