Los países occidentales no deben pasar por alto la resolución de Rusia y China de defender sus intereses en materia de seguridad, ha afirmado el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, en medio de nuevas tensiones entre Moscú y la OTAN.

En declaraciones a la revista rusa Mezhdunaródnaya Zhizn  (‘Vida internacional’, en ruso), el diplomático abordó los riesgos geopolíticos que la Alianza del Atlántico del Norte crea tanto para Rusia como para China.

“Algunos de este bloque esperan la orden ‘¡fass!’  [señal para que un perro ataque], otros se arrancan ‘de la correa’. Veremos qué pasa en adelante. Estamos trabajando tranquilos, estamos seguros en nuestras fuerzas. Puedo dar una recomendación a los colegas occidentales: no subestimen la resolución de Moscú y Pekín de defender sus intereses nacionales, también en materia de seguridad”, afirmó el viceministro.

Acerca de cómo van a defender sus intereses, juntos, por separado, o en coordinación, Riabkov señaló que “es un asunto que no concierne al bloque occidental”.

“Ellos dicen que la expansión de la OTAN concierne solo a la OTAN y aquellos que quieren unírsela. Así que les decimos a los miembros de la OTAN y los aspirantes: lo que va a pasar entre Moscú y Pekín no concierne a ellos”, expresó el diplomático.

El alto funcionario cree que China está muy consciente de que “se trata en gran medida de una crisis geopolítica” e indicó que Moscú mantiene estrecha cooperación con Pekín en una amplia gama de áreas, que calificó de “asociación estratégica integral”.

Fuente: actualidad.rt.com