Bitcoin se mantiene por debajo de los u$s50.000 y cae menos del 1% este lunes. A un mes del rally que elevó su precio hasta los u$s66.000, lleva su cuarta semana consecutiva en caída. Los analistas afirman que esta semana será clave ya que los inversores de las monedas digitales se encuentran en espera de la decisión de la FED. Ethereum, la segunda criptomoneda del mercado también se encuentra en leve caída y cotiza por debajo de los u$s4000. La mayoría de las criptomonedas operan con mayorías de bajas lideradas por Cardano y Binance Coin.

Los precios de Bitcoin subieron el viernes inicialmente después de que la inflación de EEUU alcanzara un máximo de 39 años, pero el rally se estancó en la barrera de los u$s50.000. Los analistas se detienen en este comportamiento para proclamar que la moneda digital no funciona realmente como resguardo ante la inflación, como se esperaba. Y, en general, se desvanecen a toda velocidad las esperanzas de que el criptomercado protagonice un último rally antes de que acabe el año.

Mientras hasta hace poco la mayoría de las voces clamaban por otra carrera alcista antes del 31 de diciembre, ahora, el consenso de mercado señala un final de año en los valores actuales, con los u$S53.000 como tope para las subidas.

“El Bitcoin mantiene su impulso alcista a largo plazo, pero todo en el corto plazo parece bajista”, indicó Edward Moya, analista de mercado de Oanda. “El bitcoin tendrá que superar las crecientes expectativas de un dólar más fuerte, una temporada extendida de ‘altcoins’ y la tendencia bajista a corto plazo para los activos de riesgo, ya que Ómicron descarrila el impulso de la reapertura tras la pandemia”, agregó.

Nadie tiene una bola de cristal para saber qué pasará con el bitcoin en el próximo mes, “pero una cosa es cierta: las últimas dos semanas nos han ayudado a descartar la idea de que el bitcoin es un activo seguro y que es una cobertura contra la inflación”, comentó Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote.

Fuente: ambito.com