El secretario del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, el general de división Alexander Volfovich, ha asegurado este miércoles que Ucrania ha desplegado un grupo de fuerzas armadas y armas pesadas, utilizando helicópteros y aviones de combate, en su frontera que linda con territorio bielorruso.

“Por alguna razón, la dirección ucraniana decidió realizar simulacros prácticamente en la frontera estatal con [Bielorrusia] bajo el pretexto de combatir la migración ilegal”, ha indicado el militar bielorruso.

Tras condenar las medidas de Polonia en contra a los migrantes, incluido el uso de cañones de agua y gases lacrimógenos, Volfovich ha enfatizado que ni Polonia ni Ucrania deberían usar armas de fuego contra los migrantes, puesto que “esto puede resultar en un conflicto local”, adelanta.

Al recordar que recientemente un helicóptero militar modelo Mi-8 de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha violado el espacio aéreo del país, el general ha advertido sobre la “postura hostil” de Ucrania hacia Bielorrusia.

El jefe de seguridad también ha señalado que su país siempre ha tenido buenas relaciones a lo largo de su frontera con otras naciones vecinas, además, resalta que Minsk prefiere resolver sus problemas fronterizos a través de diálogo

Las relaciones entre Bielorrusia y Ucrania se han deteriorado desde que el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, apoyara abiertamente a la oposición bielorrusa en las protestas poselectorales en Bielorrusia, en agosto de 2020.

Además, las relaciones entre Bielorrusia y el Occidente también están en su peor momento. Desde el Occidente acusan a Minsk de impulsar una crisis migratoria en su frontera con Polonia con fines políticos, sin importar poner en peligro la vida de miles de personas que se encuentran en pésimas condiciones en la frontera bielorrusa-polaca con la esperanza de entrar en Europa.

Fuerzas ucranianas en la zona de Volyn, fronteriza con Bielorrusia, 11 de noviembre de 2021.

Fuente: hispantv.com