El Gobierno nacional autorizó “con carácter de emergencia” la aplicación de Sputnik Light, la versión de una dosis de la vacuna rusa. La medida surge ante el temor de una nueva ola de coronavirus en Argentina, después de confirmarse el primer caso de la variante Ómicron en el país.

La decisión fue publicada hoy en el Boletín Oficial (BO), bajo la resolución N° 3451 del Ministerio de Salud. La vacuna rusa Sputnik Light sería efectiva contra la variante Ómicron, que ya está en Argentina y preocupa al mundo entero.

La nueva variante monodosis de la vacuna rusa es producida por el Instituto Gamaleya, y su aplicación fue firmada por la ministra de Salud Carla Vizzotti. La decisión llega luego de la “conformidad con las recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT)”.

Las autoridades argumentaron que la Dirección de Evaluación y Registros de Medicamentos informaron que “los resultados de la evaluación de la eficacia y seguridad” de este fármaco avalan que el mismo “es seguro y eficaz contra la COVID-19 en personas mayores de 18 años”.

Además, señalaron que “se ha desarrollado un sistema de vigilancia que permite detectar los eventos supuestamente atribuidos a vacunas e inmunizaciones (ESAVI) y realizar un correcto análisis y clasificación de los mismos”.

Al respecto, precisaron que con la Sputnik Light “no se han presentado eventos adversos graves, ni se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos”.

“En este contexto y dada las características de los procesos de desarrollos de las vacunas en situaciones de pandemia, se ha establecido un Plan de Gestión de Riesgos por parte del Ministerio de Salud en su calidad de adquirente, que permite el monitoreo y la recolección de información relacionada a la seguridad y eficacia del producto y el registro de posibles efectos adversos o clínicamente significativos, acorde a los establecido en los esquemas vigentes”, se aseguró.

Sputnik V y Sputnik Light contra la variante Ómicron

El Instituto Gamaleya informó recientemente que tanto la “Sputnik V” como “Light” son efectivas contra la nueva variante Ómicron, surgida en África y que ya está presente en varios países, incluida la Argentina, donde ayer por la noche se registró el primer caso de un infectado con esta mutación del coronavirus.

El organismo ruso explicó que ambos inoculantes “han demostrado ser altamente efectivos contra todas las mutaciones hasta ahora conocidas” e incluso confió en que no será necesaria ninguna modificación del preparado, aunque anunció que comenzó a “desarrollar la nueva versión” que va a estar específicamente diseñada para combatir este linaje.

En tanto, la prestigiosa revista médica The Lancet publicó un estudio científico del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú en el que sostuvo que la vacuna rusa de monodosis tiene un alto perfil de seguridad y genera una fuerte respuesta inmune celular y humoral contra el coronavirus.

Fuente: ambito.com