La patóloga y pediatra Marta Cohen advirtió que las vacunas contra el coronavirus “pueden perder mucha eficacia” ante la variante Ómicron, lo que demandaría el rediseño de algunas de ellas como las de Moderna y Pfizer, y alertó que los menores de edad inoculados con Sinopharm “no van a tener inmunidad para marzo” de 2022 si no reciben un refuerzo.

Además, advirtió que al vacunar a los niños en este período “el beneficio sería para disminuir la transmisión en la comunidad y para permitir la escolarización de los niños”, pero alertó que “en este momento no hay mucha circulación” del virus y es bajo el contagio en la antesala del verano.

La especialista radicada en el Reino Unido dio detalles sobre los efectos de la nueva variante del coronavirus, el impacto de la nueva mutación y la inmunidad generada por las vacunas.

Consultada sobre por qué insiste en que en el país no es momento para vacunar a los niños contra el Covid, Cohen dijo que “hay que ver el contexto” de la aplicación de las dosis, y afirmó: “Mi punto de vista es que la vacuna Sinopharm utilizada Argentina tiene una eficacia adecuada de cuatro meses, y al quinto hay que aplicar otra dosis”.

“Entonces voy a vacunar a los niños ahora y cuando lo necesites en marzo no van a tener inmunidad”, planteó la médica argentina en diálogo con radio Rivadavia.

“En Europa en este momento por ejemplo en Reino Unido hay 40.000 casos diarios y ahí estamos en un período que va aumentando, hay escuelas y obviamente disminuiría la transmisión viral” con la inoculación de vacunas, explicó. Además, Cohen sostuvo que en los jóvenes la mortalidad por coronavirus es “de 2 cada millón, o sea, bajísima”, y de los que han fallecido “el 90 por ciento” fue por enfermedades prevalentes.

En el contexto internacional, la pediatra dijo que “lo que se espera es que las vacunas posiblemente sigan teniendo eficacia para prevenir la enfermedad, pero también que sean mucho menos eficaces”, por lo que habrá “que rediseñarlas y llevaría unos 100 días” al remitirse a la explicación del CEO de Moderna respecto a las dosis producidas por dicho laboratorio y las de Pfizer.

Aunque, según puntualizó la experta, “no hay que empezar de nuevo sino retocar” las vacunas existentes “para introducir el mensaje genético de esta nueva mutación que para este virus son casi 50 mutaciones”, lo que determinó el cambio “tanto del aspecto del virus como de los anticuerpos de las vacunas” e incluso de las personas que han tenido COVID para “escapar a la inmunidad”.

Fuente: ambito.com