Escorpiones picaron a más de 500 personas en la gobernación de Asuán, en el sur de Egipto, después de haber sido empujados a las calles y hogares por las lluvias torrenciales.

Lo informó el sitio web Sada Elbalad, citando al Ministerio de Salud egipcio que, sin embargo, negó información de fuentes oficiales sobre la muerte de tres personas envenenadas por estos peligrosos arácnidos.

“503 ciudadanos recibieron un antídoto en Asuán tras ser mordidos por escorpiones que huyeron de sus madrigueras debido a las lluvias torrenciales”, dijo Khaled Abdel Ghaffar, ministro de Educación Superior e Investigación Científica de Egipto, actualmente ministro interino de Salud.

Anteriormente, un subsecretario del ministerio de Salud de Egipto en Asuán, Ehab Hanafy, manifestó que “3 personas murieron y otras 450 resultaron heridas por picaduiras de escorpión debido al mal tiempo y las últimas inundaciones que azotaron Asuán el sábado”.

La ciudad se vio afectada el sábado por violentas tormentas de granizo, fuertes vientos y lluvias, señaló el sitio de Al Arabiya. Además, recordó que las picaduras de escorpión generalmente no son fatales y solo causan dolor, entumecimiento, hormigueo e hinchazón.

Sin embargo, en casos graves, hay dificultad para respirar, espasmos musculares, movimientos anormales del cuello y los ojos, salivación, sudoración, náuseas, vómitos, hipertensión, taquicardia, inquietud o excitabilidad.

En Asuán, para garantizar la seguridad de los estudiantes, las escuelas permanecieron cerradas hoy a pesar del inicio de la semana islámica.

El ministro destacó la disponibilidad de una reserva estratégica suficiente de antídotos contra las picaduras de escorpiones y serpientes en los hospitales y unidades de salud en todas las gobernaciones egipcias como parte del plan de su cartera para hacer frente a las fluctuaciones climáticas.

Fuente: ambito.com