La televisión estatal de Rusia afirmó el lunes que los sistemas de defensa antiaérea, antimisiles y antisatélite (ASAT, en su acrónimo inglés) de Moscú podrían destruir 32 satélites de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la última provocación de tensiones en fronteras con Ucrania.

En este marco, afirmó que la tecnología ASAT del país euroasiático es capaz de “cegar todos los misiles, aviones y barcos, por no hablar de las fuerzas terrestres” del Occidente guiados por el sistema estadounidense GPS (siglas en inglés de Sistema de Posicionamiento Global).

Rusia realiza disparo de advertencia al Occidente

El programa antimisil ASAT fue probado en un satélite ruso el pasado 15 de noviembre, enviando metralla hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) y provocando la indignación de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. y Washington. “Este fue un disparo de advertencia al Occidente”, enfatizó la televisión estatal rusa.

Al respecto, Dmitri Kiselyov, el presentador de televisión del canal 1 de la televisión de Rusia, aseveró que el ataque por satélite era una advertencia deliberada a Occidente para que no cruzara las líneas rojas del Kremlin en Ucrania.

“En caso del empeoramiento de las relaciones, Rusia podría eliminar 32 satélites GPS cruciales para las operaciones militares de la OTAN, incluida la localización de ataques con misiles”, señaló el periodista ruso, apodado “portavoz” de la Administración rusa, presidida por Vladimir Putin.

El misil antisatélite ruso Nudol, designado como “Star Warrior”, había sido probado al menos nueve veces entre 2014 y 2020 antes de su primer despliegue para destruir un satélite real la semana pasada, según el Centro de Análisis de Estrategia y Tecnologías con sede en Moscú, la capital rusa.

Su despliegue ocurrió en momentos en los que la OTAN, en una postura injerencista, ha trasladado miles de efectivos a los países bálticos y la región del mar Negro, zonas que están demasiado cerca de las fronteras rusas por lo que Moscú lo ve como una amenaza directa a su seguridad.

La prueba de un misil por el Ejército de Rusia.

Fuente: hispantv.com