El Ministerio de Salud de Israel ha notificado este viernes el primer caso de la nueva variante del coronavirus, B.1.1.529. La cepa fue detectada en un ciudadano que regresó desde Malaui, situado en el sureste de África.

También se sospecha que dos personas más, que en estos momentos permanecen aisladas, podrían ser portadoras de la nueva variante. Ambos israelíes regresaron desde el extranjero y están a la espera de los resultados de la prueba.

En los tres casos se trata de personas vacunadas, aunque las autoridades sanitarias todavía están verificando los detalles de su inmunización, agregó el ministerio en un comunicado.

Fuente: actualidad.rt.com