El Gobierno respira aliviado tras la derrota en las elecciones 2021, ya que el escrutinio definitivo que se realizó ayer en La Rioja, determinó que el Frente de Todos (FdT) finalmente se quedará con las dos bancas de diputados en pugna. De este modo, el oficialismo conserva la primera minoría en la Cámara de Diputados.

La Cámara Nacional Electoral (CNE) confirmó la novedad, luego de llevar adelante el recuento de los votos. Allí, el Frente de Todos se quedó con las dos bancas en disputa en la Cámara Baja, lo que le permite mantener la primera minoría.

A partir del 10 de diciembre, con la nueva conformación del Congreso, el FdT tendrá un total de 118 bancas en Diputados, contra las 116 obtenidas por Juntos por el Cambio (JxC).

Las bancas serán ocupadas por Gabriela Pedrali, actual ministra de Desarrollo e Igualdad provincial; y el actual diputado provincial Ricardo Herrera, ambos apoyados por el gobernador riojano Ricardo Quintela.

De acuerdo a los datos de la Cámara Nacional Electoral (CNE), el FdT se impuso con el 56,06% de los votos (98.303 sufragios), contra el 27,99% de JxC (49.077 sufragios).

La oposición apostaba a achicar la diferencia e incluso a dar vuelta la elección en la ciudad de La Rioja pero no fue suficiente.

El día después de las elecciones, el Gobierno nacional había comenzado con el “poroteo” de los votos, para ver si mantenía la primera minoría en Diputados.

Con un 98,92% de las mesas escrutadas, apenas faltaban 13 votos para que sea electo el radical Juan Amado, lo que hubiese hecho perder al FdT.

Si se hubiera quedado con una banca el postulante radical, el oficialismo y la oposición hubiesen tenido 117 bancas cada uno en la Cámara Baja.

Con relación a las PASO, el Frente de Todos amplió la gran elección que había hecho, mientras que JxC, por su parte, bajó 6 puntos su producción en las elecciones del domingo.

Diputados.

Fuente: ambito.com