El multimillonario empresario Elon Musk vendió acciones de su compañía de autos eléctricos Tesla por un monto de u$s1.100 millones. El sábado había prometido que se desprendería del 10% de su participación en la firma si sus seguidores en twitter le daban el visto bueno en una encuesta que realizó, algo que finalmente ocurrió.

La encuesta de Musk ocurrió luego de una propuesta de los demócratas del Senado de Estados Unidos para gravar las acciones y otros activos negociables de los multimillonarios, a fin de ayudar a financiar el plan de gasto social del presidente Joe Biden y llenar un vacío legal que permitió a los más ricos diferir indefinidamente tributos sobre las ganancias de capital.

El mes pasado, Tesla superó el billón de dólares en capitalización de mercado, convirtiéndose en la quinta empresa estadounidense en unirse a un club que incluye a Apple, Microsoft, Amazon y Alphabet.

El reconocido inversor Michael Burry Musk sugirió que Musk busca vender algunas de sus acciones debido a que necesita dinero en efectivo para pagar los préstamos que sacó utilizando sus acciones de Tesla y así minimizar las cargas fiscales.

Burry, famoso por predecir la crisis inmobiliaria de 2008, recordó que el hombre más rico del mundo había prometido alrededor de 88 millones de acciones, o el 36% de su participación total, como garantía para préstamos personales el 30 de junio.

Vale remarcar que Musk poseía alrededor de 170,5 millones de acciones al 30 de junio, lo cual representa una participación del 23% en la empresa automotriz más valiosa del mundo.

A raíz de la promesa de su fundador, las acciones de Tesla retrocedieron 15,4% esta semana. Este miércoles mejoraron 4,3%.

El multimillonario Elon Musk, fundador de Tesla.

Fuente: ambito.com