“La cuestión de Taiwán concierne a la soberanía y la integridad territorial de China, así como a sus intereses fundamentales. Nadie debe subestimar la firme determinación y la voluntad de China de salvaguardar su soberanía e integridad territorial. Nunca permitiremos que nadie, ni ninguna fuerza separe a Taiwán de la patria de ninguna manera”, clamó el miércoles el portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin, en una rueda de prensa.

El funcionario chino reaccionó así ante los comentarios del jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Mark Milley, respecto a la supuesta protección que darían las fuerzas norteamericanas a la isla, en caso del estallido de un conflicto bélico con el gigante asiático. Es más, acusó al Gobierno de Joe Biden de aumentar las tensiones en el estrecho de Taiwán incitando a las fuerzas separatistas a la violencia.

En este marco, Wang exigió a EE.UU. reconocer que lo de Taiwán es una cuestión muy sensible, enfatizando que “solo hay una China” y Taiwán es parte integrante de su territorio.

“Instamos a EE.UU. a que (…) maneje de manera prudente y adecuada los asuntos relacionados con Taiwán, evite enviar señales erróneas a las fuerzas separatistas […] para no ocasionar daños graves a las relaciones entre China y EE.UU., y la paz y la estabilidad en todo el estrecho de Taiwán”, declaró Wang.

Relaciones China-Taiwán atraviesan su peor momento

El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, anunció en octubre que las tensiones entre la isla y China han aumentado considerablemente. Por su parte, el titular taiwanés de Defensa, Chiu Kuo-cheng, reveló que las tensiones militares actuales con China se encuentran en la situación “más grave en más de 40 años”.

EE.UU. también ha jugado un papel innegable en el crecimiento de las tensiones por sus interferencias en la zona e intentos separatistas en Taiwán enviando buques de guerra al estrecho de Taiwán y entrenando a soldados de élite de la isla.

El Ejército chino realiza un desfile militar en Pekín, la capital.

Fuente: hispantv.com